Windows Phone 7 podría ser la salvacion del BlackBerry

El rápido descenso en ventas que están sufriendo los una vez dominantes BlackBerry, tanto en el mercado profesional como de consumo, es bien conocida por todos. Tan conocida como las causas: durante años RIM ha estado ignorando los cambios que se estaban produciendo en la demanda y que hoy están jugando a favor del iPhone y de los Android, y sus actuales intentos por recuperar el tiempo perdido no son los adecuados.

En la actual situación, competir con iOS y Android no debería ser el objetivo de RIM. El mundo no necesita ni quiere otro sistema operativo igual a los del iPhone o el iPad, como dolorosamente descubrió Hewlett-Packard en el corto periodo de tiempo durante el que intentó sacar adelante WebOS. IOS y Android ya satisfacen esa necesidad. Los usuarios de BlackBerry no quieren apps, ni medios ni ninguna otra capacidad de las que Apple ya ofrece. Lo que desean es disfrutar de un simple dispositivo de mensajería, networking social y mensajería instantánea. Al fin y al cabo, estos han sido los puntos fuertes de BlackBerry y la clave de su éxito en las empresas.

BlackBerry tuvo un cierto éxito no hace mucho entre los consumidores jóvenes de determinados mercados como el británico, pero aún así y pese a que sigue contando con muchos fieles, RIM sigue perdiendo clientes a ritmo constante. Y no ayuda en nada que los intentos de la compañía por hacer productos más atractivos para un público más amplio estén creando confusión en el mercado. RIM une capacidades de muy alta seguridad con funcionalidades de juego, pero la gran mayoría de sus dispositivos no están diseñados especialmente para correr aplicaciones avanzadas por sus limitaciones en cuanto a potencia y pantallas.

Windows Phone 7¿La solución? RIM debería actualizar BlackBerry en lo que hasta ahora ha sido su especilidad: la mensajería. Cuando se observa la industria, se comprueba que existe solo otro sistema operativo móvil que ponga su mayor esfuerzo en la moderna mensajería móvil: Windows Phone 7 de Microsoft. Y RIM debería adoptarlo en vez de pretender crear un nuevo sistema operativo a partir de QNX, el sistema que compró hace 18 meses.

Si RIM tuviera las API de seguridad de BlackBerry Enterprise Server (BES)a Windows Phone 7 y mejorara algunas de las interfaces gráficas de usuario (UI) menos atractivas del sistema operativo de Microsoft (como los ilegibles textos de los mensajes, por ejemplo), conseguiría un atrayente dispositivo de mensajería con una interfaz mucho más intuitiva y con mayor atractivo tanto para los usuarios más jóvenes apasionados de los medios sociales como para el segmento profesional. Ya no sería un iOS aspirante al favor del público, sino un dispositivo moderno para aquellos que sencillamente quieran comunicarse. En otras palabras, potenciaría todas sus fortalezas en un contexto moderno.

Al servicio de Nokia

Si RIM tomase esa decisión, Nokia podría comprar la compañía y utilizar BlackBerry para introducir mayores niveles de usabilidad y seguridad en Windows Phone 7, y, a partir de ahí, comercializar los BlackBerry como dispositivo especializados en seguridad. Eso ayudaría a Nokia a diferenciarse entre la próxima ola de dispositivos Windows Phone, ya que sus flamantes Lumia solo añaden al actual sistema operativo de Microsoft algunas aplicaciones personalizadas.

Nokia necesitará esa diferenciación en el ecosistema Windows Phone 7, donde firmas como HTC y Samsung ya ofrecen sólidos dispositivos, pero también smartphones Android; es decir, no dependen exclusivamente del éxito del sistema operativo de Microsoft. Rediseñar una versión de Windows Phone 7 como un dispositivo de mensajería BlackBerry sería justo la manera de conseguirlo, especialmente teniendo en cuenta las ambiciones de Nokia por atraer a los consumidores de los mercados emergentes, donde la ancho de banda es pequeño y caro, y a los usuarios habituales de smartphones en regiones industrializadas como Norteamérica, Europa y Asia Pacífico.

Hay suficientes segmentos de consumidores que desean disponer de un dispositivo de mensajería móvil actualizado, y Windows Phone 7 está cerca de satisfacer esta necesidad. Con unos pocos ajustes, podría salvar a BlackBerry o al menos preservar sus puntos fuertes en un nuevo dispositivo mixto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *