Windows 10 decepciona, los gamers de Steam se pasan a Windows 7

Lo cierto es que la cuota de adopción de Windows 10 es positiva, desde el punto de vista más amplio y teniendo en cuenta las fuertes medidas que ha tomado Microsoft para que así sea. Pero la tendencia sí es negativa, en tanto que la evolución se ha paralizado a nivel global, y más aún teniendo en cuenta que los gamers de Steam están retirando su confianza al sistema operativo más reciente de Microsoft. En su lugar, este nicho opta por Windows 7 según los datos que publica la plataforma.

De forma indudable, Windows sigue siendo el sistema predominante en Steam, pero el mes de febrero deja datos negativos para Microsoft. Concretamente, Windows 10 ha perdido una cuota del 0,78% y es la marca mensual más alta, por encima de Windows 8 en su versión de 64 bits que pierde un 0,45%. La versión de 32 bits de Windows 10 pierde terreno también, pero sólo un 0,12%. Y la tónica se mantiene con Windows 8 32 bit, asó como Windows 7 en 64 y 32 bits, Windows Vista también en sus dos versiones y Windows XP. Sólo hay una versión que crece.

Windows 7 roba terreno a Windows 10 entre los gamers de Steam

Únicamente deja datos positivos Windows 7, y curiosamente tanto en 64 como en 32 bits. En el primer caso hablamos de un crecimiento del 1,67%, que es el crecimiento relativo más elevado, y en el caso de la versión de 32 bits el ascenso es de 0,03%. El resultado final para Microsoft, en Steam, es un ligero crecimiento del 0,17%. Por lo tanto, comparando los datos individuales por cada versión, y en relación con el global de Windows, Windows 7 muestra una tendencia evidente. Es la única versión que crece dentro de la plataforma en Steam, y lo hace cuando la cuota de adopción para el sistema operativo más reciente se ha estancado.

Lo próximo por parte de Microsoft, y con su intención de hacer que Windows 10 siga creciendo, es el lanzamiento de Creators Update como ‘gran actualización’ del año. Llegará antes de que se cumpla un año desde el estreno de Anniversary Update, y con la novedad de que este año no habrá una, sino dos grandes actualizaciones para Windows 10. Por lo tanto, todo apunta a que la compañía de Redmond ha acelerado el desarrollo sobre Windows 10 y, sobre todo, ha intensificado sus labores sobre la implementación de nuevas funciones y posibilidades que permitan ganar usuarios tras prácticas como la actualización gratuita desde versiones anteriores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *