WhatsApps y mensajes con olores llegarían en el 2016

La tecnología y el olor no parecen conceptos que puedan llegar a coordinarse. Hasta que surgió OPHONE, una iniciativa que aporta un nuevo sentido a lo tecnológico: el olfato. Este dispositivo permite enviar mensajes con olor a través de la tablete o del teléfono móvil.

WhatsApps-y-mensajes-con-olores-llegaran-en-el-2016

Por ejemplo, enviar un WhatsApp con la lasagna que ha preparado su madre y poder olerla; enviar un e-mail con la foto de la nueva colonia que se ha comprado un amigo acompañada del aroma; o recibir una foto de alguien especial y poder percibir su olor.

Como ya informó ABC en enero de 2014, todo esto es posible gracias a David Edgard y Rachel Field, dos profesores de la Universidad de Hardvard y el Instituto Wyss, que fundaron Le Laboratoire con OPHONE. Ahora, en este dispositivo, trabaja Kibo Studios, una empresa marbellí que pretende superar las barreras tecnológicas y permitir así la comunicación sensitiva a distancia. Kibo es la primera empresa española que ha dispuesto este tipo de producto.

El director de Kibo Studios, Manuel Linares, ha explicado que OPHONE abarca dos terminales cargados con cartuchos que contienen esencias y éstas transmiten el olor que el autor del mensaje haya compuesto, mezclando los que le ofrece la gama que ya está preestablecida en el dispositivo.

La primera versión ofrece una gama que comprende 10.000 olores distintos, como brisa marina, perfumes, chocolate o flores, por el momento. Aún así, se está trabajando en una nueva versión para poder superar las 300.000 combinaciones olfativas.

EL OPHONE saldrá al mercado en 2016 y rondará los 150 euros, aunque por el momento solo podrá usarse con iPhone y iPad.

Kibo Studios comparte inversores con OPHONE y según Linares, tienen un objetivo: «Proponer, aportar, sugerir e investigar», para poder así elaborar aplicaciones entorno a este proyecto y desarrollar nuevas ideas de negocio.

Algunas de las futuras ideas son coches que detecten el olor corporal y cambien el aroma del automóvil dependiendo del conductor; libros infantiles que desprendan aromas de lo que cuentan; o películas que proyecten diferentes olores según las escenas.

Además, la publicidad puede encontrar esta aplicación como una gran ayuda, ya que empresas de ambientadores y perfumes podrían ofrecer anuncios a la vez que hacen llegar sus esencias de manera directa al cliente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *