WhatsApp ya es una aplicación totalmente segura

Aunque desde 2014 WhatsApp comenzó a proteger de forma más fiable las conversaciones de sus usuarios, no ha sido hasta ahora cuando la aplicación de mensajería más utilizada en todo el mundo ha asegurado tanto los mensajes como las llamadas y el resto de contenidos que se envían a través de sus chats. Un hito en la historia de esta herramienta que repercute directamente en los usuarios, y que podría traerle más de un quebradero de cabeza con la ley y con organismos de inteligencia de algunos países.

whatsapp-bloqueo-011

Los propios responsables de WhatsApp, Yan Koum y Brian Acton se han encargado de confirmar la noticia tanto a través del blog oficial de la compañía, como en un extenso reportaje a la publicación Wired. Así, confirman el trabajo que vienen desarrollando desde hace años junto a Moxie Marlinspike, encriptador y desarrollador de Open Whisper Systems, y encargado de diseñar esta protección que ya está activa para todos los usuarios, sin importar la plataforma desde la que escriben mensajes: Android, iOS, Windows Phone, Nokia Symbian o incluso BlackBerry.

Esta encriptación o protección se llama, de forma genérica, de extremo a extremo o end to end, y consiste en codificar toda la información que sale del móvil de un usuario hasta que entra en el del receptor con un código que sólo ellos conocen. ¿En qué se traduce esto? Sencillo: sólo los interlocutores pueden ver los mensajes y todo el contenido que intercambian. Ni WhatsApp, ni los cibercriminales, ni los espías, ni los gobiernos pueden acceder a la información. Es segura gracias a esa codificación que sólo se da entre los usuarios que hayan actualizado la aplicación a la última versión, encriptando cada mensaje de forma individual y con un código único en cada caso. Algo que hace realmente difícil (por no decir casi imposible) interceptar y descifrar los mensajes.

Sin embargo, lo realmente noticiable de esta medida es que WhatsApp protege por completo todas sus comunicaciones. Así, en todas las plataformas en las que está presente, es capaz de codificar los mensajes escritos, las llamadas a través de Internet, las fotografías, los vídeos e incluso los recientemente añadidos documentos. Nada puede ser interceptado y espiado.

whatsapp seguridad total

Estas medidas levantarán algunas ampollas entre los cuerpos de seguridad del Estado, la justicia y los organismos de inteligencia o espionaje de los gobiernos. Aún está reciente el caso en el que el FBI solicitaba a Apple abrir una puerta trasera a sus iPhone para poder extraer información de ellos por orden judicial. Sin embargo, WhatsApp también ha tenido recientes problemas en Brasil, donde un juzgado solicitaba que cediesen los datos de conversaciones de un narcotraficante. Aunque WhatsApp no se negaba a colaborar con la justicia brasileña, su política de no almacenar los mensajes en sus servidores les impedía conceder tal información a las autoridades. Ahora, será completamente imposible que la información se filtre fuera de WhatsApp.

Ante esta situación ya existen voces que ensalzan y critican la decisión de WhatsApp. Por un lado están los que rechazan la medida, defendiendo que WhatsApp es utilizada por criminales y terroristas a los que ahora no se puede vigilar, una postura defendida por el primer ministro ingés, David Cameron. Por otro lado están los responsables de WhatsApp y otras tantas compañías de tecnología como Apple, que prefieren asegurar la privacidad y no poner en riesgo a todos los usuarios con puertas traseras o sistemas de espionaje.

En el día a día del usuario esta medida cambiará más bien poco o nada. Tan sólo una nueva identificación en la pantalla de información de WhatsApp permitirá saber si dicho chat es completamente seguro, sin poder hacer nada más al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *