Whatsapp: Situaciones más embarazosas y cómo evitarlas

Whatsapp: Situaciones más embarazosas y cómo evitarlas. Todos estamos más o menos de acuerdo en que WhatsApp nos facilita muchas cosas, nos hace más fácil y más inmediata la comunicación con amigos y familiares sin tener que gastar dinero extra. Sin embargo, y si no tenemos cuidado, puede ser una fuente de contratiempos (por utilizar una expresión políticamente correcta) de los que nos damos cuenta demasiado tarde. Os ofrecemos una lista con las  situaciones embarazosas más clásicas en WhatsApp y la mejor manera de evitarlas, cuando es posible hacerlo.

whatsapp phone
 © Closeup portrait via Shutterstock

1. Chat de grupo interminable

Somos muchos los que todavía nos preguntamos si realmente los chats de grupo son una bendición o una maldición. Está muy bien mantener un diálogo abierto con amigos para organizar una cena, lo malo es cuando decides consultar tus mensajes y te das cuenta de que tienes 120 sin leer, tantos que, incluso, el móvil se bloquea cuando quieres repasarlos con cuidado. Si los lees, no haces otra cosa. Si no los lees, te echan en cara que no te preocupan tus amigos. ¿Alguien ha sido expulsado de un grupo de amigos por no atender debidamente un grupo de WhatsApp? Estoy convencido de que sí.

**Alerta: los chats de grupo más peligrosos son los de familia y los de trabajo, porque hay que consultarlos estés donde estés. Puede que tu jef@ se tome el chat de WhatsApp como una reunión extra de departamento. La única solución: evitar que este tipo de grupos lleguen a crearse.

Este es el chat del que yo no sé cómo escaquearme muchas veces:

ChatEmpresa

2. Si bebes no guasapees

Es sábado, ya bien entrada la mañana, amaneces con una resaca de muerte, no te acuerdas de lo que hiciste anoche ni de lo que bebiste, y lo que es lo peor, no te acuerdas de los WhastApp que mandaste en pleno estado de embriaguez. Decides consultar el móvil, y desafortunadamente hay más notificaciones de WhatsApp de las que suele haber un sábado a esas horas, y lo que es peor, de personas que no te esperas: resulta que declaraste tu amor a un vecino guapo que acabas de conocer o a la nueva compañera del curso de inglés (por ejemplo), o que enviaste, por error, una broma acerca de tu jefe ¡a tu mismo jefe!

Jamás abras el WhatsApp estando borracho.

3. Cuidado con lo que envías o recibes

Una de las novedades que ha introducido iOS 8 es la posibilidad de limitar el perídodo de tiempo que permanecerán en los móviles ajenos los archivos multimedia que envíes. Algo que no estaría de más poder gestionar en WhatsApp. ¿A quién no le ha pasado recibir fotos embarazosas de amigos que irrumpen en nuestra galería cuando le estamos enseñando las imágenes de la playa a nuestra madre? Es mejor borrar antes de vernos en el apuro de tener que decir, ¡uy, qué hará ese pene o esas tetas ahí!

Por otro lado, y para todas las personas acostumbradas a ligar por WhatsApp, que sepáis quetodas las imágenes embarazosas que enviéis podrán ser utilizadas en vuestra contra. Si alguien te pide una foto anatómica, por decirlo de alguna manera, y accedes a enviarla, mejor que no se te vea la cara. Sé de gente que se ha descubierto en internet ligera de ropa.

Para cerrar este apartado, que sepáis que existen aplicaciones destinadas a hacer bromas más o menos pesadas con los archivos recibidos. Un buen ejemplo es Magiapp, una aplicación que permite trucar las fotos de forma que parece que te están enviando una bonita imagen de tus amigos durante el viaje que te perdiste y resulta que se trata de algo que te hará ir al váter (dejemos trabajar a la imaginación) a vomitar al instante.

4. No dejes que la hora de conexión te delate

Este es el clásico entre los clásicos. Sé que se ha hablado mucho de este tema, pero nunca está de más recordarlo. Le dices a tu madre que no sales porque te vas a dormir y a la mañana siguiente te escribe preguntando que hacías despierto a las cinco de la mañana, a las cinco y cuarto, a la seis menos diez y a las siete y veinte. Antes era imposible ocultarlo, ahora no tienes más que acceder a Ajustes > Privacidad > Última vez > y escoger entre Todos, Mis contactos o Nadie.

OcultarConexionWhatsApp

5. Ten cuidado a quién das tu número…

…porque esa persona te podrá localizar en todo momento.

Los mensajes de textos eran más comprometidos, pero la gente manda WhatsApp como churros. Hay gente pesada por todos lados, gente a la que seguimos la conversación por no ser bordes. Si me propone ir al cine el sábado, le digo que tengo planes. Lo malo es cuando te dice: dame el WhatsApp y hablamos (esa frase catastrófica). Si te arriesgas a dárselo puede que empieces a recibir un mínimo de tres propuestas diarias de planes para el fin de semana.

Solución: dale mejor el facebook, bajo la excusa de que Internet te va de pena.

6. ¡Haberme mandado un WhatsApp!

Otra variante “¿Por qué no me mandaste un WhatsApp?”. Esta es una de las peores y más útiles armas arrojadizas que cualquiera puede utilizar. Si le cuentas a tu pareja que llegaste tarde porque te fuiste con los del trabajo a tomar unas cañas y que la cosa se lió… su contestación será: “haberme enviado un WhatsApp”. Si llegas tarde al trabajo porque te has quedado dormido (“podías haber avisado por WhatsApp”), si un amigo llega a tu fiesta sin cenar y tú no tenías la intención de dar de cenar a todos tus contactos (“podías habérmelo dicho en el WhatsApp”).

Solución: utiliza Line, nadie te dirá “¿por qué no me mandaste un Line?”

7. Padres en WhatsApp

Esto ya son palabras mayores. Los padres tienen tendencia a sentir no sólo la curiosidad por saber lo que te sucede en cada momento de tu vida, sino el derecho irrefutable de recibir informes actualizados. Si te vas de fin de semana con tus amigos, te pregunatarán por el viaje de ida, luego por el alojamiento, por lo que cenas, si te lo estás pasando bien, si te acordaste de llevar el chubasquero…

Conclusión, si tus padres todavía no tienen WhastApp, no seas tú quien les anime a instalarlo.

MamaWhatsApp

8. Quedarte sin conexión cuando más la necesitas

En realidad el problema es que somos muy dependientes de WhatsApp. Todos pensamos… “si me pierdo que me envíen un WhatsApp con la ubicación” o “envíame la dirección por WhatsApp cuando llegues al sitio”. Y luego resulta que en dicho sitio no hay internet o que simplemente se nos acaba la batería del móvil. En AndroidPIT, la redactora Margarita Arroyo, ya os habló de las terribles consecuencias que le supuso una caída de WhatsApp en su artículo:  ¡WhatsApp se ha caído! – ¿Qué hago?

No dejes para WhatsApp lo que puedas organizar de antemano.

9. Relaciones via WhatsApp

En la era pre-WhatsApp el tonteo tenía un límite. El cara a cara es así, cuando el buen rollo entre dos personas deriva en cierta tensión sexual, suele llegar un momento en el que la cosa o se resuelve o se detiene. Sin embargo, un tonteo por WhatsApp puede llegar a eternizarse semanas, meses, años… Y lo peor de todo, la parte más interesada puede llegar a descubrir que la otra persona le ha bloqueado, los síntomas son que los mensajes que le envías a esa persona de la que sospechas un bloqueo, quedan eternamente con un solo “tick” o que no puedes ver su foto de perfil nunca más. No son síntomas definitivos, pero sí posibles. Antes de llegar a estas situaciones,sustituye los tonteos vía WhatsApp, por una relación cara a cara.

Otras catátrofes de las relaciones vía WhatsApp ya os las contamos en este vídeo:

10. Cuidado con el botón de audio

Hace una semana, una amiga me envió varias pistas de audio con sonidos incongruentes. En este caso no hay problema, pero qué sucede si estás hablando con alguien, te escribe un amigo pesado y cuando vas a contestar, pulsas el botón de audio sin querer mientras dices algo así como “ya me está escribiendo este plasta” y lo envías sin querer. Visto por el lado bueno, quizá sea la mejor manera de cortar una relación que no te interesa mantener, pero seguro que hay formas más educadas de hacerlo.

MensajeAudioWhatsApp

Hasta aquí llega mi recopliación de situaciones embarazosas de WhatsApp. Todas ellas se basan en mi propia experiencia, o de conocidos míos. Seguro que a ti te ha sucedido alguna diferente, o has oído de alguien a quién le ha pasado algo que no aparece en esta lista. Si es así, no dudes en compartirlo en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *