WhatsApp provoca dependencia en sus usuarios

El uso demasiado frecuente de los dispositivos móviles, en particular los videojuegos o del teléfono celular y en especial la aplicación WhatsApp, puede desencadenar una conducta compulsiva.

Así lo comentó Kalina Isela Martínez Martínez, profesora investigadora de tiempo completo del Departamento de Sicología de la UAA, quien añadió que esta conducta se ha equiparado con las adicciones por las consecuencias que provoca, ya que al inicio genera placer pero después se puede desarrollar el síndrome de abstinencia y una ansiedad importante que incide en la conducta.

Señaló que “una persona que tiene adición a un dispositivo móvil generalmente necesita estar utilizando continuamente ese aparato y deja de hacer actividades cotidianas importantes para entretenerse con un viodeojuego o meterse a las redes sociales, y si no lo hace esto le provoca mucho malestar sicológico”.

Esto significa, indicó, que la persona tiene la sensación de que está perdiéndose de algo importante y esto disminuye la concentración en el trabajo, reduce el rendimiento en sus actividades cotidianas, sean laborales o escolares y puede, incluso, provocar problemas personales.

Pero el riesgo, dijo, “no solamente es económico en el caso de las multas a conductores que utilizan el celular mientras manejan, sino que incluso se pone en peligro la vida, pues una persona que maneja su automóvil y va viendo su celular, puede perder el control muy fácilmente ya que esa adicción provoca una seria necesidad de la utilización del dispositivo pero además una despreocupación de las consecuencias negativas”.

Pero esas, subrayó, no son las únicas consecuencias, “ya que el abuso afecta desde la salud física, en cuanto a la postura de la persona, muchos desde niños se quejan de padecimientos de la espalda o de las manos, las muñecas, problemas de visión, hasta generar problemas sicológicos como la obsesión, la ansiedad y la abstinencia provocada cuando no se tienen acceso al internet o dispositivo”.

Los estudios al respecto, aclaró, “son iniciales, no hay muchos datos aún pero por lo que se ha visto es que entre más se use el celular se puede provocar ansiedad y la disminución de concentración en otras actividades y por eso es importante limitar a los niños en el empleo de este aparato, tal vez sólo permitirlo durante un cierto horario.

Cita: Una persona que tiene adición a un dispositivo móvil generalmente necesita estar utilizando continuamente ese aparato y deja de hacer actividades cotidianas importantes”

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: