WhatsApp llega con 250 nuevos emoticonos

WhatsApp llega con 250 nuevos emoticonos. Aunque suene contradictorio, Facebook -que compró recientemente WhatsApp- sigue albergando cientos de anuncios trampa que promocionan y dan visibilidad a servicios y aplicaciones gancho para suscribir a los usuarios a la mensajería premium y, en definitiva, llevar a cabo el timo en cuestión. Todo ello, y he aquí la “contradicción”, haciendo uso del nombre “WhatsApp”.

emojis

La polémica está servida en torno al más popular servicio de mensajería instantánea, y algunos de sus problemas están estrechamente ligados precisamente a esto, su enorme “cartera de usuarios”. Dada su popularidad, se ha convertido en elperfecto cebo para timos que se promocionan, curiosamente, en la red social de Mark Zuckerberg, de la compañía Facebook que recientemente cerró la compra de WhatsApp. Aunque podemos encontrar muchos otros en la red, y especialmente en las redes sociales, WhatsApp Spy es uno de estos timos y, de todos ellos, la historia de WhatsApp Spy es quizá la más sorprendente.

Su fundador fue detenido, pero el timo WhatsApp Spy sigue funcionando

La actividad de WhatsApp Spy comenzaba en el año 2012, a finales, pero no fue hasta el pasado año 2013 cuando encontró su punto máximo de popularidad. A pesar de la detención de su fundador, lo cual dio a considerar que acabaría con la existencia y difusión de esta estafa, WhatsApp Spy continúa en las redes sociales consiguiendo víctimas a las que suscribe a un servicio demensajería SMS premium de elevado coste. En cuanto a estos mensajes premium a los que queda suscrito el usuario de WhatsApp Spy, hablamos de mensajes que alcanzan los casi 2 euros llegando incluso a los más de 40 euros mensuales por tiempo indefinido.

Facebook no cuida de WhatsApp, su recién comprado cliente de mensajería

La publicidad en la red social de Mark Zuckerberg continúa siendo un descontrol absoluto. Sin embargo, se ha vuelto bastante más llamativo aún tras la compra de WhatsApp, el popular servicio de mensajería instantánea. Y es que, aún habiendo pasado a formar parte de su propiedad, Facebook no está cuidando la imagen de WhatsApp y, además, continúa dejando de lado la seguridad de sus usuarios, tanto los de WhatsApp como los de Facebook. Por otra parte, en las últimas semanas están causando cierto descontento tras más de 10 caídas de menor o mayor gravedad -entre 45 minutos y 6 horas de caídas- en menos de tres meses.Sin duda, un problema que a la larga puede salir caro a Facebook que hace migrar usuarios en favor de Telegram, LINE y otros homólogos cada vez que mantiene WhatsApp fuera de servicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *