Viuda de Jobs piensa vender acciones a Apple y Disney

La viuda de Steve Jobs podría no encontrar un mejor momento que este para vender las acciones por valor de 6,780 millones de dólares que poseía su difunto esposo en Apple Inc. y Walt Disney Co.

Conforme a las leyes estadounidenses, los herederos de Jobs pueden vender a Apple y Disney y de esa forma evitar pagar 867 millones de dólares en impuestos a las ganancias de capital. Si el fallecido cofundador de Apple dejó su herencia a su mujer, Laurene Powell Jobs, la familia no estará obligada a abonar el impuesto a la herencia del 35 por ciento hasta que ella muera o dé el dinero a otros, según los planificadores patrimoniales.

“No veo ninguna razón para no vender”, dijo Kacy Gott, directora de planeamiento de la firma de administración patrimonial Aspiriant, cuyos clientes tienen activos por valor de 100 millones de dólares. “Deberían haber buscado diversificar hace años”.

Los herederos de Jobs deberían vender algunas acciones para reducir los riesgos patrimoniales, explicó Joyce Franklin, planificadora financiera de San Francisco que trabaja con ejecutivos del sector de la alta tecnología. Un dato hace más atractiva la venta: el impuesto a las ganancias de capital aumentará del 15 por ciento actual a 20 por ciento en 2013 y los estadounidenses de alto nivel de ingresos también estarán obligados a pagar un gravamen de 3.8 por ciento por ingresos no provenientes del trabajo.

Jobs poseía 138 millones de acciones de Disney, valuadas el lunes en 4,740 millones de dólares, y 5.55 millones de acciones de Apple por valor de 2,050 millones de dólares, de acuerdo con las presentaciones. Las declaraciones de representación muestran que Jobs transfirió sus tenencias a fideicomisos conforme empeoraba su salud. Los fideicomisos permiten que las personas distribuyan el patrimonio a lo largo del tiempo y evitan el pago de derechos testamentarios.

Si Jobs hubiese vendido todas sus acciones de Disney y Apple el 4 de octubre, el día anterior a su muerte, habría obtenido una ganancia de alrededor de 5,780 millones de dólares y pagado impuestos por 867 millones de dólares, sobre la base de su inversión de 55 millones de dólares en los estudios Pixar, ahora parte de Disney, y las acciones de Apple concedidas en marzo de 2003. Tres años más tarde se concedían a 64.66 millones de dólares cada una, muestran las declaraciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *