Usuarios no se resisten a iOS 8 es que tienen falta de espacio

El siempre controvertido, pero muchas veces acertado, John Grubber, ha arrojado un interesante dato sobre el problema detectado en el parón de instalaciones de iOS 8 en los últimos tiempos, en el que no estaría detrás un miedo a los bugs que tiene el software de Apple, sino simplemente, porque no tienen espacio para los 4GB que ocupa la actualización.

iPhone-4S-iOS-8

Si el principio de la Navaja de Ockham es acertado, John Grubber habría dado en el clavo con su apreciación sobre el problema al que se enfrenta Apple ante la lenta aceptación de iOS 8 entre sus usuarios. Y es que entre dos teorías, en igualdad de condiciones, tienen las mismas consecuencias, la teoría más simple tiene más probabilidades de ser correcta que la compleja.

A la luz de las cifras de instalación de iOS 8, corroboradas por la propia Apple, actualmente habría el mismo 47% de usuarios que tienen iOS 8 frente a iOS 7. Esto representa un caso insólito para la empresa de Cupertino que siempre ha presumido de una plataforma con una fragmentación casi nula

Rápidamente se intentó dar explicación al hecho y se apuntó al miedo de los usuarios a los muchos problemas que ha sufrido iOS 8 desde su lanzamiento que van desde fallos con el WiFi, con la conexión bluetooth o el más grave, el de iOS 8.0.1 que dejó sin posibilidad de hacer llamadas a muchos usuarios y motivó el lanzamiento de emergencia de iOS 8.0.2 y la aceleración en el desarrollo de iOS 8.1.

Sin embargo, la respuesta que ha obtenido Grubber desde su blog Daring Fireball es mucho más simple, y si se piensa bien, incluso más plausible. Simplemente, los usuarios no tienen espacio para instalar la actualización vía OTA. Hace tiempo repasamos el espacio real que queda libre en los iPhone y Android, descontando el que ocupa el sistema operativo. En él se podía ver como, aproximadamente, un iPhone de 16GB tiene, realmente, 12 GB de espacio para el resto de documentos, incluyendo los archivos que hay que descargarse para instalar una actualización de iOS.

Hay que saber que la actualización de iOS 8.0.2 ocupa cerca de 1,3 GB, pero, como se puede ver en la imagen inferior, la instalación no puede realizarse si, al menos, no se libera 7 GB de espacio en el dispositivo para llevarla a cabo. Es probable que un usuario que lleve tiempo con su iPad o iPhone de 16 GB (no digamos de 8GB ya) tenga una buena cantidad de aplicaciones, música y fotos que no dejen ese espacio disponible para la actualización y ponerse a borrar contenido, y luego volver a meterlo, sea algo que deja siempre para ese fin de semana en el que finalmente, no hay ganas para hacerlo.

Photo 09-10-2014 15 16 54

Unimos esto a los problemas de iOS 8, y aún se reduce más la sensación de que se “debería” tener la última versión instalada para disfrutar al 100% del dispositivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *