Trucos para triunfar en el mundo de los selfies

Los selfies o autofotos se han convertido en toda una categoría fotográfica en las redes sociales. Nos hacemos selfies para actualizar nuestra foto de perfil o simplemente compartirlos con los amigos de Facebook, Twitter y sobre todo Instagram, la red social fotográfica por excelencia, pero sobre todo porque queremos gustar.

selfie

Es innegable que este tipo de imágenes tienen una gran carga narcisista, las compartimos porque queremos que nuestros contactos pulsen el botón de Like o que incluso nos dediquen un comentario, pero no siempre es fácil conseguir un buen selfie. Igual que en cualquier otro tipo de fotografía, si cuidamos factores como la composición, la luz o la postura conseguiremos resultados más satisfactorios. Te damos diez trucos para que tus selfies triunfen.

likes

La iluminación

La fotografía es luz y conseguir un buen resultado depende en gran parte de la iluminación de la escena. Si estás en exteriores, la mejor luz se suele producir en las primeras horas de la mañana y las últimas horas de la tarde, ya que es más suave y consigue mejorar el tono de la piel. Si por el contrario estás en un interior, debes buscar una zona que tenga suficiente iluminación y evita usar el flash de tu móvil porque ofrecen una luz muy plana.

Cuida la composición

Centra bien la imagen y sobre todo intenta no cortar parte de la cara. La mayoría de móviles más actuales integran lentes gran angular para que podamos abarcar un área mayor y así evitar composiciones demasiado cerradas. Decide si va a ser un primer plano o un plano medio y dedica un momento a encuadrar antes de disparar.

Postura

Un selfie frontal recuerda un poco a la típica foto de carnet. Busca una posición que tenga más dinamismo, como por ejemplo ladeando la cabeza. Normalmente las fotos de medio perfil son más favorecedoras porque se resaltan las facciones de la cara.

Posición de la cámara

Los planos contrapicados (desde abajo) no suelen favorecer en absoluto. Colocar la cámara un poco más arriba de la altura de los ojos funciona mejor, pero tampoco te pases y te rompas el cuello mirando hacia arriba.

Cuidado con el fondo

La luz es perfecta, tienes la postura perfecta y estás guapísimo o guapísima, pero todo esto se puede ir al traste si en el fondo aparece una montaña de ropa sucia. Cuida la imagen completa, y eso también incluye el fondo. Una pared lisa siempre es buena aliada.

Edita la imagen

Nuestros smartphones llevan integrada una función de edición de imágenes, pero también las puedes editar en distintas aplicaciones como Instagram, Snapseed o Vscocam. Si la luz no te convence o quieres retocar el encuadre, puedes hacerlo de esta forma y mejorar el resultado. Los filtros también pueden resultar prácticos, aunque hay que elegir bien.

Palos de selfies

Hoy en día, los palos de selfie son uno de los regalos más populares en cumpleaños y todo tipo de celebraciones. Este accesorio llega donde nuestro brazo no alcanza y nos permite conseguir nuevas composiciones, incluso selfies de grupo con todos nuestros amigos. Eso sí, sujeta bien el móvil no vaya a terminar en tragedia.

Los espejos dan mucho juego

El baño suele ser el escenario de la mayoría de selfies y los espejos pueden darnos mucho juego. Prueba a jugar con tu reflejo para conseguir un efecto de imagen doble, pero recuerda, cuidado con el fondo.

Usa las dos manos

La mayoría de veces usamos una sola mano para hacernos un selfie, pero si usas los dos brazos éstos actúan casi como un marco para la foto.

Haz muchas pruebas

Los que han perfeccionado la técnica de los selfies saben bien que para conseguir una buena imagen, lo normal es hacer unas cuantas (o muchas) antes. No te conformes con la primera foto, haz varias pruebas cambiando la postura y la expresión facial, después elige la mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *