Trucos para comprobar si tu móvil Android ha sido hackeado

¿Tienes la sospecha de que tu móvil Android -o el de algún familiar- ha estado expuesto a alguna amenaza recientemente? ¿Eres consciente de que, simplemente instalando una aplicación maliciosa, tu móvil puede caer de lleno en una estafa en Android? “Tu móvil podría estar obsoleto” o “Cómo espiar el WhatsApp” son solamente un ejemplo de las amenazas más comunes a las que se exponen los usuarios, y a fin de evitar males mayores, en esta ocasión hemos recopilado tres trucos para comprobar si tu móvil Android ha sido hackeado.

saber_movil_android_hackeado_01

Saber si un móvil Android ha sido hackeado1.- Vigila el consumo de datos y de batería

Por muy bien que pueda estar camuflada una amenaza en Android, tarde o temprano su actividad acaba quedando al descubierto en los registros de consumo de datos y de batería. Por ello, se recomienda vigilar periódicamente el consumo de los datos y la batería de nuestro móvil Android a fin de encontrar actividades sospechosas que puedan estar secuestrando datos de nuestro terminal. Si una aplicación está compartiendo con otra persona todos los datos de nuestro móvil, tarde o temprano acabaremos encontrando un proceso sospechoso dentro de estos dos apartados.

En cuanto tengamos la más mínima sospecha de que una aplicación está consumiendo más datos o batería de la que debería (por ejemplo, una aplicación de linterna que esté consumiendo datos todos los meses es, indudablemente, una amenaza para nuestro móvil), lo más recomendable es proceder a desinstalarla cuanto antes.

El procedimiento para vigilar el consumo de los datos y la batería en un móvil Android depende de cada fabricante, aunque suele resumirse en seguir estos pasos:

  1. Entramos en la aplicación de Ajustes de nuestro móvil.
  2. Pulsamos sobre el apartado de “Uso de datos“.
  3. Nos fijamos en las aplicaciones que más datos han consumido en nuestro móvil, especialmente en las que aparecen después de las aplicaciones que utilizamos a diario.
  4. Después, para comprobar el uso de la batería, volvemos a entrar en la aplicación de Ajustes y, esta vez, pulsamos sobre el apartado de “Batería” (o “Administración de energía“).
  5. Seguidamente, pulsamos sobre la opción de “Uso de la batería“.
  6. Ahora, al igual que en el apartado del consumo de datos, tenemos que fijarnos en las aplicaciones sospechosas que puedan estar generando un consumo en la batería.

2.- Revisa las aplicaciones más recientesSaber si un móvil Android ha sido hackeado

Muchas de las estafas que se producen en Android radican en la instalación no-autorizada de aplicaciones en el móvil de la víctima. Por ello, es muy importante comprobar con frecuencia las aplicaciones más recientes que se han instalado en el móvil, ya que se trata de la mejor forma de detectar si estamos siendo víctimas de algún engaño. Para ello, el procedimiento a seguir es el siguiente:

  1. Entramos en la aplicación de Ajustes.
  2. Después, pulsamos sobre el apartado de “Aplicaciones“.
  3. Seguidamente, en el listado de todas las aplicaciones descargadas en nuestro terminal, debemos tratar de ordenar los resultados por fecha. Para ello, pulsamos sobre el icono de los tres puntos que veremos en la parte superior derecha de la pantalla y, después, seleccionamos la opción de “Ordenar por fecha“.
  4. Ahora, lo único que nos queda es fijarnos en las aplicaciones instaladas en los últimos días. Si tenemos la más mínima sospecha de alguna aplicación, o si no recordamos haberla instalado, lo más recomendable es eliminarla del dispositivo cuanto antes.

Saber si un móvil Android ha sido hackeado3.- Preocúpate si aparecen anuncios emergentes en la interfaz

Los anuncios emergentes a la hora de navegar por Internet desde un móvil Android son inevitables, pero debemos activar todas las alarmas en el momento en el que apreciemos que nuestro móvil muestra anuncios incluso con el navegador cerrado. De ser así, lo más probable es que hayamos sido infectados con alguna aplicación maliciosa que camufla estos anuncios en el dispositivo. Para solucionarlo, lo único que podemos hacer es aplicar cualquiera de los dos puntos anteriores o, en los casos más extremos, restaurar nuestro dispositivo Android a su configuración inicial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *