Trucos de maquillaje para Halloween

Trucos de maquillaje para Halloween. La noche de Halloween – o también llamada Noche de Brujas – es una festividad que cada año está tomando más protagonismo en nuestro país. Celebrada principalmente en Estados Unidos, tiene su origen en la tradición celta bajo el nombre de ‘Samhain’ y consiste en disfrazarse de personajes terroríficos y pedir dulces de puerta en puerta.

trucos-de-maquillaje-halloween

A continuación os vamos a dar unos pequeños trucos y consejos para conseguir un maquillaje escalofriante que dejará con la boca abierta a más de una persona sin perder un ápice de tu belleza natural. Sigue leyendo y triunfa en la noche más terrorífica del año con los trucos y consejos para conseguir el mejor disfraz.

¿De qué te vas a disfrazar?

Durante la noche de halloween lo tradicional era disfrazarse de bruja, fantasma o muerto viviente, pero hoy en día las posibilidades de escoger un atuendo son infinitas. Antes de realizar tu maquillaje para Halloween escoge el vestuario con el que formarás tu disfraz y después sólo te queda probar y probar hasta que des con el maquillaje adecuado con el que conseguirás asustar a todos tus amigos y convertirte en la reina de la belleza mortal. Lo bueno de esta festividad es que puedes romper con el maquillaje “tradicional” sin gastarte un dineral en productos caros o profesionales, muchas veces hasta puedes utilizar tus productos habituales cambiando un poco su forma de uso.

¿Estás cansada de ver brujas y zombis todos los años? ¡No te preocupes! Lo bueno de la noche de Halloween es que puedes inventarte el disfraz que tu quieras, incluso creando uno para realzar tu belleza. Puedes ser un esqueleto muy sexy, un pobre animalito que ha sufrido un accidente o incluso una diablilla con muy malas pulgas. Hasta puedes reutilizar tu viejo disfraz de princesa y darle un toque aterrador gracias al maquillaje.

Trucos y consejos para cualquier tipo de disfraz:

Independientemente del disfraz que hayas escogido para la fiesta de Halloween, hay una serie de consejos comunes para todos ellos. Antes de todo recuerda limpiar tu piel y aplicar crema hidratante para evitar que tu piel sufra y que esto repercuta en tu belleza. Si además quieres que tu malvado personaje dure durante horas intacto puedes usar una pre-base y un spray de fijación para después del maquillaje.

1. Piel blanca: es de todos conocidos que cualquier muerto o monstruo tiene un tono de piel tirando a pálido, al contrario que el canon de belleza actual. Por ello tu base de maquillaje para la noche de Halloween tiene que ser blanca o de un tono enfermizo. Puedes conseguirlo con un tono más claro de maquillaje a tu tono de piel. Uno de los trucos más usados por losmaquilladores profesionales es mezclar tu base de maquillaje habitual con pintura para rostro blanca, así conseguirás el tono perfecto para tu piel y te convertirás en una belleza inmortal sobre la tierra.

2. Ojeras muy marcadas
: por una vez no tienes que disimular tus ojeras mañaneras, es más, ahora tienes que acentuarlas lo máximo posible: recuerda que eres un cadáver que revive durante halloween. Para conseguirlo, uno de los trucos o consejos más socorridos es usar un lápiz de ojos negro por debajo de tu ojera normal, hasta puedes alargarla hacia la mitad del pómulo, después colorea la zona con sombra negra o morada dando ese aspecto hinchado por debajo del ojo.

3. Marcas de cardenales: ¿Tu personaje tuvo una muerte violenta? ¿Quieres darle más dramatismo a tu disfraz? Entonces no puedes olvidarte de los moratones. Uno de los consejos o trucos más sencillos para tener moratones sin tener que lastimarte contra los muebles de tu casa esemplear sombras en tonos morados y violáceos. Si quieres que sea lo más real posible fíjate en una foto y usa otros colores como el rojo, el amarillo y hasta el verde, dependiendo del tipo de herida usa más un color que otro.

4. No puede faltar la sangre: el color rojo de la sangre es el tono de la noche de Halloween, junto con el negro, por excelencia. En las tiendas de disfraces y otros establecimientos venden tubos de sangre falsa para conferir a tu vestuario el toque sangriento propio de Halloween. Si no quieres gastarte el dinero en sangre para una sola fiesta puedes hacer tu propio mejunje sangriento. Uno de los trucos y consejos más sencillos y asequibles para fabricar sangre falsa es usando miel, colorante rojo, sirope de chocolate y agua hervida. Mezcla todos los ingredientes con un poco de agua, pero ten cuidado y no te pases con el agua ya que sino la mezcla puede quedar demasiado liquida y no parecer real.

Otro de los trucos usados por los profesionales del maquillaje de terror es añadir a la anterior mezcla un poco de café soluble, así se obtiene un tono de sangre mucho más oscuro y espeso, perfecto para un disfraz cargado de una belleza mortal. Otro tipo de sangre que se usa a menudo está en el botiquín de tu casa: el betadine o la mercomina pero cuidado con ella, al ser tan liquida puede acabar chorreando y dando un aspecto sucio a nuestro look.

5. Heridas fatales: otro indispensable en la noche de los muertos, heridas horribles que deforman caras y extremidades. Los profesionales del cine y el teatro usan el látex liquido para crear todo tipo de pústulas, cortes y cicatrices. Este tipo de productos se venden en tiendas especializadas en maquillaje teatral pero tienen el inconveniente de que puede resultar demasiado caro para usarlo solo como complemento a la noche de halloween.

Su uso es muy sencillo: se coge un trozo de papel higiénico y se le da la forma que queramos.
 Después colocamos ese trozo en la parte del cuerpo donde vayamos a realizar nuestra herida y se vierte el látex ayudándonos con un pincel. A continuación lo secamos con secador y una vez listo, solo queda maquillarlo para darle ese aspecto nauseabundo. Los trucos baratos para crear la herida es usar cola blanca de colegio. Aplicamos la cola en la parte donde se sufrió la herida dando la forma con un bastoncillo de algodón, se deja secar y por último maquillamos a nuestro gusto.

6. Arañazos durante la huida: en un enfrentamiento contra la muerte es normal sufrir pequeños arañazos en las extremidades. Los trucos y consejos usados para recrear este tipo de heridas son numerosos pero el más asequible a cualquier bolsillo es el estropajo. Unta el estropajo en un poco de la mezcla que hemos creado para la sangre y date pequeños golpecitos por brazos y piernas. Cualquiera pensará que te has peleado contra un muerto viviente para sobrevivir a la noche de Halloween.

Un look con glamour y sensualidad

Si eso de disfrazarte de zombie o de muerta no va contigo, puedes optar por un look sexy de vampiresa con el que puedes realzar tu belleza.

En esta ocasión los ojos son los grandes protagonistas de tu disfraz por lo que deberás llevarlos muy marcados con eyeliner negro, máscara de pestañas y mucha sombranegra. Tu piel tiene que resplandecer, por lo que aparte de usar una base de maquillaje clara, deberás aplicar por todo el rostro iluminador de color dorado.

No te olvides de los labios y, sobre todo, de tus colmillos de vampiresa. Puedes usar un tono rojo frambuesa para transmitir esa sensación de “labios con sangre”. Degrada el color hacia las comisuras y con un pincel fino deja caer un par de gotas sobre tu rostro. Los colmillos son el punto diferenciador de tu look, en tiendas de disfraces puedes encontrar incisivos de plástico para dar un buen mordisco a la noche de brujas.

Una bruja muy espeluznante

El disfraz de bruja es el atuendo más acertado para las fiestas de la noche de Halloween. Si quieres convertirte en una horripilante maga sin tener que renunciar a la belleza no pierdas detalle de los consejos y trucos que te damos a continuación.

Las brujas suelen tener un tono verdoso en su piel y la mejor manera de conseguir ese color es con un poco de pintura especial para rostro. Puedes conseguir esta clase de productos en tiendas para disfraces y tiendas especializadas en cosmética para cine y teatro. No te olvides de realizar una prueba de alergia días antes de usarla ya que puede producir reacción en tu piel estropeándote la fiesta y tu belleza para unos cuantos días.

La nariz de bruja puede comprarse en tiendas como las ya mencionadas, pero puedes crearte la tuya propia con látex al igual que las horripilantes heridas de muerto viviente. La clave de este disfraz son lasverrugas tan típicas de las viejas brujas, para conseguirlas usa un poco de papel higiénico y látex y después píntalas ¿Quieres que sean aún más autenticas? Usa un par de pestañas postizas ¡Ya tienes una asquerosa verruga más real que ninguna otra!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *