Trucos de Facebook para que no cierres tu cuenta

Trucos de Facebook para que no cierres tu cuenta. ¿Alguna vez quisiste abandonar Facebook? El hecho de hacerlo complicado es apenas una de las medidas persuasivas que la red social implementa para que no te vayas.

size1_73092_face

Lo primero que hay que saber de Facebook es que, además de ser una red social personal en la que pasás buena parte de tu vida (al menos la parte virtual de tu vida), es que se mantiene por los ingresos publicitarios y su cotización en bolsa, y que ambos puntos dependen de la cantidad de usuarios que posea.

En otras palabras, el cierre de una cuenta en Facebook es lo último que desea la compañía creada por Mark Zuckerberg. Por eso es tan complicado hacerlo, incluso cuando el usuario tiene absolutamente decidido que ya no quiere saber más nada con la red social. Si vas a irte, por lo menos dará pelea para que revises tu decisión.

En principio, encontrar el lugar del centro de asistencia para borrar la cuenta es complicado (tanto que es más fácil buscar ayuda en Google para llegar), pero incluso en ese punto hay un aviso que dice algo así domo: “Tené en cuenta que no podrás reactivar tu cuenta o recuperar nada de lo que agregaste. En cambio, si decidís desactivar temporalmente tu cuenta, Facebook guardará toda la información de tu timeline para el caso de que quieras volver”.

Así que, en vista de que parece más difícil que terminar una relación amorosa, en el sitio Fast Factory le preguntaron a Daniel Pink, el autor estadounidense de libros como Vender es Humano. La sorprendente verdad sobre cómo convencer a los demás respecto de qué trucos usa Facebook para retenernos. Y marcó estos cuatro puntos.

1. Hacerlo muy complicado. El link para borrar un perfil está sumamente escondido, lo mismo que el que permite desactivar una cuenta, pero incluso si llegamos allí, hay que completar una encuesta detallando las razones antes de irse. En el medio, puede que ese esfuerzo resulte y la red social convenza al usuario de que en realidad no quiere irse.

2. Evitar la aniquilación total. Facebook facilita tanto las cosas para que uno reactive la cuenta que practicamente le quita sentido al hecho de desactivarla: simplemente hay que volver a loguearse para retomar como si uno jamás se hubiera ido.

3. Llevar las cosas a un terreno personal. Las personas suelen estar más dispuestas a ayudar con dinero a una persona en particular que a una causa que perciben como abstracta, del mismo modo que las estadísticas anónimas son mucho más fáciles de ignorar que las historias personales. Para Pink, Facebook se aprovecha de estos lineamientos cuando apunta a amigos específicos. “Si decís ’la gente va a estar decepcionada’ no va a ser tan persuasivo. En cambio si decís ’Alex va a extrañarte’, casi podés evocar la imagen de la cara de Alex frunciendo el ceño”.

4. Apuntar al problema real.
 En este punto, el autor le da crédito a Facebook por preguntar las razones del usuario para irse. “Una de las principales lecciones den persuasión, influencia y ventas es llegar a meterse en la cabeza de la otra persona y entender cuál es el problema. Porque muchas veces el problema real no es el primero que el cliente enuncia. Una vez que Facebook sabe que querés irte porque su cuenta fue hackeada, por ejemplo, te puede mostrar cómo hacer tu cuenta más segura para que te quedes. Si estas cansado de los mails, te enseña como desactivarlos y que sigas siendo usuario”. Para Pink, eso es ser inteligente. Así y todo, el especialista encuentra un tanto coercitivo que Facebook requiera que los usuarios expliquen razones antes de irse. “Es raro ver eso en otros negocios. Imaginate que que decidas no llevar más la ropa al laverap de siempre y te digan ’ok, pero vas a tener que decirnos por qué, o no te devolvemos tu ropa’”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *