Truco para mejorar el rendimiento de Windows 10

A  muchos ordenadores no les ha sentado nada bien el cambio al nuevo sistema operativo de Windows. Sobre todo equipos un tanto antiguos, con procesadores que no están a la última, que se las vean y desean para poder funcionar de manera fluida. Esto, para los que se dedican a la ofimática, puede ser un suplicio. El mero hecho de que la máquina no responda simultáneamente a nuestras operaciones es muy frustrante. Para evitar el lag, no obstante, hay un truco que es muy sencillo, sin programas de terceros ni cambios en el código del sistema.

Un truco sencillo para mejorar el rendimiento de Windows 10

Si necesitas mejorar el rendimiento de Windows 10 debes hacer lo siguiente. Ten en cuenta que no tendrás que  hacer ningún cambio en el registro de archivos del sistema, por lo que el procedimiento es seguro y sencillo.

Para mejorar el rendimiento de Windows 10 tienes que acceder a la configuración del sistema. Para ello, tienes dos maneras:

Pulsa en inicio (símbolo de Windows que tienes en la parte inferior izquierda del PC). Este botón da acceso a todo el menú de aplicaciones de Windows 10.

Una vez se haya desplegado el menú emergente de inicio, debes buscar en la ”C” Configuración. Todas las aplicaciones aparecen en este menú por orden alfabético.

Otra manera de acceder a la configuración de Windows 10 es haciéndolo a través del icono de notificaciones que tienes en el lado justamente opuesto al botón de inicio. Es un atajo aún mayor para acceder a la pantalla de configuración de Windows 10.

Una vez en la pantalla de Configuración entra al apartado de ‘Accesibilidad’.

En la pantalla de ‘Accesibilidad’, entramos en el apartado ‘Otras opciones’

En esta pantalla, asegúrate de que el interruptor de las animaciones de Windows 10 está desactivado. Esto quiere decir que, a partir de ahora, las animaciones no serán tan bonitas como antes. Serán más bruscas y rápidas. Pero, a cambio, el sistema no demandará más espacio de la memoria RAM y así el ordenador puede ir un poco más fluido que antes.

No olvides reiniciar el ordenador una vez  hayas terminado este sencillo tutorial para mejorar el rendimiento de Windows 10.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *