Traductor de Facebook confunde un saludo con una amenaza terrorista

Hay veces en que el traductor de Facebook no va como debiera. Y el error puede desembocar en situaciones divertidas, un tanto incómodas, o quedarse, directamente, en el fondo del saco de las anécdotas más anodinas.

Lo que no debería pasar nunca es que el traductor de Facebook confunda un simple y afectuoso saludo de buenos días con una amenaza terrorista. Y si el que escribe el saludo tiene la mala suerte de ser una persona árabe, mucho peor todavía. En este caso, el traductor de Facebook ha hecho de todo, menos ayudar al usuario. Así nos lo ha contado el medio Mashable.

Cuando un ‘Buenos días’ te convierte en terrorista

La policía de Israel detuvo a un hombre en la franja de Cisjordania tras divisar lo que parecía, según el traductor de Facebook, una amenaza terrorista en toda regla. Una prueba un tanto peregrina como para tomar cualquier decisión, pero teniendo en cuenta el marco en el que nos encontramos, tampoco nos extraña. El hombre, un trabajador de la construcción, aparece en el post de Facebook fumando un cigarrillo y sosteniendo lo que parece que es un café. Algo muy propio para el mensaje que quería transmitir, que no era otro que ‘Buenos días’. Y una estampa, un poco extraña, para desear que atacaran al pueblo israelí: así tradujo Facebook su inocente saludo.

Su ‘Buenos días’ se transformó, por obra y gracia de la (no tan) inteligencia artificial de Facebook en un ‘Atacadles’ o ‘Hacedles daño’.

La policía israelí de Judea y el distrito de Samara retuvo durante horas al joven, interrogándolo al respecto, tratando de averiguar si iba a usar la excavadora en un atentado terrorista. Durante todo el interrogatorio no consultaron a ningún traductor de árabe y confiaron plenamente en la traducción que había hecho, automáticamente, el robot de la red social de Mark Zuckerberg.

No cabe duda de que los ingenieros de Facebook trabajan, cada día, en mejorar su traductor. El hecho de que la policía tome como veraz una traducción automática de una red social es otro cantar. Una situación tremendamente desagradable y que pone, en tela de juicio, el papel de la inteligencia artificial en nuestra sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *