Tecnologías que podrían revolucionar los móviles

¿Quién nos iba a decir a nosotros, cuando teníamos ese ladrillo de Nokia en la mano, que en el futuro íbamos a tener teléfonos móviles a los que recibiríamos el correo electrónico? ¿Correo qué? ¿Cómo nos íbamos a imaginar que los móviles se convertirían en nuestras nuevas cámaras fotográficas, en aparatos de mensajería instantánea e incluso en nuestros asistentes personales?

Sí, es sorprendente. Pero esto ya lo tenemos más que superado. España es el país con la tasa más alta de penetración de smartphones, así que ya estamos acostumbrados a todo. O a casi todo. Porque el futuro todavía tiene mucho que ofrecernos.

Hoy te hablamos de 5 tecnologías que podrían revolucionar los móviles como los conocemos hoy. 5 novedades que podrían llegar más pronto que tarde y que seguramente cambiarán la manera en que usamos nuestros equipos. Y quizá también cambien un poco nuestras vidas.

1. Pantallas elásticas

Te hemos hablado de ellas en multitud de ocasiones. Son las pantallas flexibles. Sin embargo, el adjetivo que más suena últimamente es el de “elásticas“, para las pantallas, lógicamente. El futuro pasa por aquí. LG ya lo intentó con una pantalla que podía doblarse un poco.

Ahora Samsung quiere dar un paso adelante. Según declaraciones realizadas por portavoces de la propia compañía, la coreana podría estar trabajando en pantallas tan elásticas que podrían doblarse hacia cualquier dirección. Algo súper innovador, si tenemos en cuenta que los paneles OLED flexibles que hoy conocemos solo pueden doblarse hacia un lado.

Además de obtener dispositivos mucho más cómodos y prácticos, las pantallas elásticas o flexibles solventarían uno de los mayores problemas que tienen los usuarios de smartphones. La rotura de pantallas, un accidente que suele darse más de lo deseado.

La pantalla elástica que Samsung tiene entre manos – bajo lo que denominaríamos proyecto experimental – tendría unas dimensiones de 9,1 pulgadas. Conocer las primeras pantallas elásticas comerciales todavía nos llevará un tiempo, pero lo cierto es que el proyecto ya está en plena ebullición…

2. Realidad aumentada

Tenemos la realidad aumentada por todas partes. Añadir lo digital a nuestra vida cotidiana es uno de los grandes objetivos y desarrolladores. Ir a un museo, por ejemplo, y ver información sobre las obras que contemplamos al instante, a través del teléfono móvil. Se trata de enriquecer nuestra realidad física con la digital y no sustituirla, como intenta hacer la realidad virtual.

Lo más probable, en este sentido, es que parte del trabajo esté en el tejado de los desarrolladores de aplicaciones. Que tendrán que ingeniárselas para crear productos interesantes. Además, la realidad aumentada promete convertirse en una aliada estupenda para la publicidad.

Los que dedican al marketing estarán frotándose las manos. Aunque por ahora nos parezca pura ciencia ficción, al estilo de Blade Runner, el futuro promete estar plagado de realidad aumentada. Este contenido digital extra estará presente en nuestra realidad en forma de anuncios, búsquedas online, tiendas e información de utilidad para el turismo, por ejemplo.

Baterías con carga instantánea

3. Baterías con carga instantánea

Está claro que uno de los grandes talones de Aquiles de todos los fabricantes tiene que ver con la batería y los sistemas de carga. Hasta hace bien poco, los smartphones no eran capaces de resistir una jornada de rendimiento intenso. Sin embargo, todo esto podría cambiar (y mucho en un futuro).

No son pocos los investigadores que están trabajando para encontrar nuevas soluciones en este campo. Algunas baterías podrían funcionar con agua. E incluso con orina. Sin embargo, una de las que más nos ha llamado la atención es la que ha creado un equipo de la Universidad de Florida Central, en Estados Unidos.

Esta es perfectamente capaz de soportar hasta 30.000 ciclos de carga y descarga sin perder capacidad. Aunque lo más interesante no es precisamente eso. Sino que se pueda cargar en pocos segundos. ¿Cuántas veces has necesitado tener el móvil cargado para salir un buen rato de casa y te has dado cuenta de que apenas le quedaba un 10 por ciento de carga?

Este sistema usaría unos supercondensadores que sustituirían las celdas tradicionales. Esta tecnología, además, podría aplicarse a las baterías de los coches eléctricos. Así, en lugar de esperar varias horas, el coche podría seguir funcionando en un instante. Tan rápido como llenamos el depósito de nuestro coche con combustible al uso.

4. Hologramas

Los primeros hologramas aparecieron en la literatura. Adolfo Bioy Casares (Buenos Aires, 1914 – 1999) predijo esta tecnología en La Invención de Morel (1940), una novela de ciencia ficción pionera en muchos sentidos. Allí, la gente era una pura invención de una máquina que los proyectaba hasta la eternidad.

Sí, los hologramas ya existen en nuestra vida real. Pero ahora pueden aterrizar en los móviles. Hace apenas unos meses, se dio a conocer un prototipo de teléfono del futuro llamado Alo. Se trataba de un equipo futurista, diseñado por Philip Starck y Jerome Oliver, perfectamente capacitado para emitir hologramas.

Esto nos permitiría decir adiós a los proyectores y a otros mecanismos o accesorios complementarios para emitir películas, presentaciones u otros conceptos. Bastaría con tener instalada esta tecnología en los teléfonos para sacarles más partido de este modo.

Por ahora, la tecnología de los hologramas está lejos de aterrizar en nuestra vida cotidiana. Conocemos, eso sí, un concepto llamado Takee 1 desarrollado por la firma Estar Technology.

Con su proyecto, la compañía consiguió algo que todavía nos parece muy de ciencia ficción: interactuar con las imágenes holográficas que se suspenden en el aire para ejecutar determinadas funciones en el móvil. Está claro que de aplicarse, esta será una tecnología a la que los desarrolladores de videojuegos podrán sacar muchísimo partido.

nfc

5. Tecnología NFC útil de verdad

¿Has usado alguna vez la tecnología NFC de tu móvil? Puede que te hayas comprado un móvil compatible con la misma, pero que nunca hayas probado su funcionamiento. Lo que esperamos del futuro es poder aprovechar al máximo el NFC.

¿Qué tal si acercando nuestro móvil pudiéramos abrir la puerta de nuestra casa? Otra de las funcionalidades con las que están pensando los expertos es en la de poder llevar el título de transporte en el teléfono. Y así olvidarnos de tarjetas y otros documentos que solemos llevar en la cartera para identificarnos y pagar.

Otras ideas interesantes pasan por juntar todas las tarjetas de fidelidad de las tiendas en el teléfono. ¿Cuántas veces sacas las tarjetas de los supermercados y todas las tiendas en las que compras zapatos, ropa, perfumes, libros y cremas?

Lógicamente, la tecnología NFC podrá aplicarse en todos aquellos lugares en los que el usuario necesite identificarse. Esto incluye hospitales, por ejemplo, para agilizar la recepción de pacientes. Pero también en aeropuertos, colegios y universidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *