Cinco sueños muy frecuentes y habituales

Cinco sueños muy frecuentes y habituales. Según la autora de “Soñá sobre eso”, Lauri Quinn Loewenberg, cuando nos vamos a dormir, dejamos el mundo exterior atrás y caemos en nuestro mundo interior. A veces es un mundo de animales que hablan, a veces de monstruos y otras es un mundo donde nos codeamos con las celebridades.

Cinco sueños muy frecuentes y habituales

Cualquiera sea el escenario en el que te encuentres a la noche, es único y propio… la mayoría de las veces.

Si bien es cierto que nuestros sueños son creaciones únicas e individuales, hay un puñado que todos tenemos de vez en cuando, una y otra vez. De hecho, existen cinco sueños que son los más comúnmente recurrentes.

Exploremos qué son estos sueños, qué significan, por qué siguen volviendo y qué podemos aprender de ellos.

Dientes que se caen 
Este sueño realmente no tiene nada que ver con la higiene bucal. Las partes del cuerpo en los sueños se tratan más sobre las áreas emocionales y psicológicas de tu personalidad que de las físicas. Entonces, los dientes o cualquier parte de tu boca, para tu mente durmiente, es sobre lo que comunica. Cuando tus dientes se caen en un sueño, usualmente significa que en la vida despierta, haz dejado que algo escapara de tu boca, que debería haberse quedado ahí.

Si este es un sueño común para vos, necesitás preguntarte qué se ha escapado de tu boca últimamente, que no debería. ¿Chismes? ¿No le has dicho la verdad sobre algo a alguien? ¿Has divulgado demasiada información? ¿Has dicho algo a alguien que después te has dado cuenta que era malo? ¿Qué has dicho sin pensar?

La lección: Tus sueños están tratando de mostrarte que tenés que ser cuidadoso, porque una vez que algo sale de tu boca, como un diente, no lo podés volver atrás. Prestar atención a tus sueños sobre los dientes te ayuda a monitorear y mejorar la manera en que te comunicás.

Ser perseguido
En mi experiencia he encontrado que ser perseguido es el sueño recurrente más común entre las mujeres. No importa quién o qué te amenaza, los sueños de persecución son causados por situaciones de “peleá o corré” en la vida despierta, cuando elegís correr o evitar, más que pelear o confrontar.

Si este es un sueño común para vos, necesitás preguntarte de qué cuestiones estás huyendo en vez de enfrentarlas. ¿Se trata de una confrontación que necesitás? ¿Una obligación de la que querés escapar? ¿Un asunto que no podés manejar? ¿Es algo del pasado que tenés miedo que vuelva al presente?

La lección: No podés huir siempre. Evitar nunca es una buena manera de manejar las cosas, lo que hace es prolongar el sufrimiento y la ansiedad. Estos sueños van a parar cuando enfrentes y manejes lo que fuera que le tenés miedo cuando estás despierto.

Baños sucios, tapados, “inusables”
Sí, este sueño es el mayor factor de exclamaciones de asco, y probablemente preferís no ahondar en detalles que muchas veces lo acompañan. Sin embargo, su elemento más común es la inhabilidad de expresar a otros o de “liberarte” de lo que realmente te molesta. Si en tus sueños los baños son asquerosos, están tapados o no se pueden usar, tenés que preguntarte qué frustración o negatividad estás reteniendo en este momento. ¿Qué no te estás permitiendo “descargar”?

La lección: Este sueño te advierte que tu cañería emocional está saturada. Cuando más dejes que tus frustraciones (y lo que vos llames “mierda”) crezcan, más grande será el lío con el que vas a tener que lidiar, así que ¡A dejar ir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *