Spurs vencieron a Miami en primer juego de la final de la NBA

Spurs vencieron a Miami en primer juego de la final de la NBA. En 2007 San Antonio Spurs venció por 4 a 0 en la final de la NBA a Cleveland Cavaliers, en esa serie el trío Duncan, Parker, Ginóbili enfrentó al joven LeBron James. Este jueves volvieron a verse las caras en otra definición de la liga más importante del básquet mundial.

 

Pero esta vez, el rival del elenco texano fue Miami Heat, el vigente campeón, que llegó a su tercera serie decisiva consecutiva y tiene un plantel mucho más rico para acompañar a James. “Soy 50 veces mejor que hace seis años”, dijo el alero. 

 San Antonio y Miami se enfrentaron en el primer partido de la serie final de la NBA en el American Airlines Arena de Florida, con cerca de 20.000 espectadores en el estadio y millones siguiendo la transmisión por televisión.

 En los enfrentamientos de la fase regular, los Heats se habían quedado con ambos choques. Fue 88 a 86 como visitantes, y 105 a 100, como locales, el día que la liga multó con 250 mil dólares a Gregg Popovich por reservar a sus titulares.

 Pero la noche de este jueves, fue una historia totalmente distinta. Si bien Miami había comenzado mejor el partido, dio la sensación que se quedó sin resto físico (tuvo una importante cantidad de compromisos) y sobre el final del tercer cuarto, San Antonio dio vuelta el marcador y se puso al frente. Esa ventaja la logró mantener hasta el cierre y el cotejo terminó 92-88 para los Spurs.

 

Esta fue la primera vez que se cruzaron en los playoffs. Los Spurs ya pertenecen a los equipos que consiguieron el título de manera consecutiva en dos oportunidades, junto con Chicago y los Lakers. Miami quiere llegar a esa posición.

 San Antonio cuenta con un técnico experimentado como Gregg Popovich, que lleva 16 años al frente del equipo, y logró imponer un juego colectivo distintivo con Tony Parker como estandarte.

 Tim Duncan es la principal figura de San Antonio. “Manu” Ginóbili se convirtió en un jugador de rol, que puede jugar en diferentes posiciones y tomar distintas responsabilidades. Este trío -que busca su cuarto anillo- más el recambio, son sus armas. El pase al compañero mejor ubicado para convertir es el método.

 Enfrente estaba LeBron James, elegido el MVP de la temporada, figura de la liga y uno de los mejores jugadores de la historia. Pero no está solo, Dwyane Wade y Chris Bosh son los laderos de un equipo armado para entrar en la historia.

 

Las estadísticas del cotejo de este jueves:

 El francés Tony Parker embocó un tiro a cinco metros del aro, cuando restaban 5,2 segundos del encuentro, para totalizar 21 puntos, y los Spurs de San Antonio dieron la sorpresa en Miami.

 Tim Duncan sumó 20 puntos, 14 rebotes y tres bloqueos, mientras que el argentinoManu Ginóbili aportó 13 puntos a la causa de los Spurs, que están en la final por primera vez desde 2007 y buscan el quinto campeonato en su historia.

 LeBron James tuvo 18 puntos, el mismo número de rebotes y 10 asistencias para el décimo “triple doble” en su carrera. Dwyane Wade anotó 17 unidades por el Heat, el campeón defensor. Sin embargo, James acertó sólo siete de 16 disparos, su menor producción ofensiva en lo que va de los playoffs.

 Kawhi Leonard merece los elogios por ello. El alero incomodó a James en el perímetro toda la noche.

 El segundo encuentro está previsto para la noche del domingo en Miami. Las apuestas daban como favorito a los Heats, pero el primer golpe lo dieron los Spurs.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *