Soluciona los problemas con el Bluetooth en un iPhone o iPad

El Bluetooth es un tipo de conexión lenta y de poco alcance que nos permite conectar varios dispositivos diferentes, como teclados, ratones, cascos, mandos de juego, etc, a un ordenador, smartphone o tablet sin la necesidad de llevar a cabo complicadas configuraciones y sin necesitar adaptares específicos. Aunque por lo general las conexiones suelen establecerse sin problemas, en algunas ocasiones sí que pueden aparecer problemas con el bluetooth, problemas que, según su naturaleza, pueden llegar a causar auténticos quebraderos de cabeza.

 apple-bluetooth

Es muy complicado establecer las causas concretas por las que una conexión Bluetooth puede fallar. Tal como vamos a ver a continuación, las causas pueden deberse hasta un cambio en la contraseña del dispositivo hasta que el protocolo de ambos no sea compatible (algo raro ya que todas las versiones de Bluetooth son retrocompatibles) e incluso puede ocurrir que el controlador quede bloqueado y haya que reiniciarlo.

A continuación, os dejamos un completo manual con diferentes soluciones para acabar con los problemas con el Bluetooth.

Solucionar los problemas con el Bluetooth es sencillo si sabes detectar el problema

Normalmente, solucionar los problemas con el Bluetooth no debería llevarnos más que unos minutos, y siguiendo los pasos que hemos visto en el tutorial anterior todo debería funcionar sin problemas. Sin embargo, también debemos tener en cuenta algunos factores que pueden influir, por ejemplo, que ambos dispositivos estén conectados, sean visibles y tengan batería suficiente, están cerca el uno del otro y que el espectro electromagnético no esté saturado.

Además, también debemos asegurarnos de que el dispositivo es compatible con el sistema operativo, en este caso, iOS. Por ejemplo, si intentamos conectar un mando de juego desarrollado para Android, aunque sea Bluetooth, lo más seguro es que tengamos problemas ya que, aunque se conecte a nuestro iOS, lo más seguro es que no funcione.

Como siempre, en caso de que todo lo demás falle y sigamos sin poder utilizar este protocolo, siempre podremos restablecer los valores de fábrica de nuestro iPhone o iPad, previa copia de seguridad en iTunes, para descartar problemas de configuración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *