Software del LG G3 limita su rendimiento

Software del LG G3 limita su rendimiento. Ayer fue presentado el nuevo teléfono inteligente de referencia del fabricante LG Electronics para esta generación. Durante la presentación oficial, pudimos conocer todas las características técnicas del LG G3, las cuales conforman un conjunto de hardware muy similar al de sus competidores como, por ejemplo, el Samsung Galaxy S5 o el HTC One M8. Sin embargo, como ya nos tienen acostumbrados los principales fabricantes, las diferencias fundamentales radican en su software Optimus UI sobre Android 4.4.2 KitKat. Y es éste, el software, el que parece no estar optimizado correctamente y ha jugado una mala pasada al LG G3 en las pruebas de rendimiento por las cuales ya ha pasado.

lg_g3_2k_screen

Como adelantábamos, el LG G3 es prácticamente igual a sus competidores en cuanto a la configuración técnica base, la que determina un mayor o menor rendimiento y comprende componentes de hardware como el chipset, con su procesador y GPU, la memoria RAM o la memoria ROM -interna-. Ahora bien, el software de este nuevo dispositivo móvil, a pesar de estas basado en Android 4.4.2 KitKat, es la principal diferencia que distancia al terminal de sus máximos rivales en el mercado. Y es que, por lo tanto, al incorporar un mismo hardware y software diferente, es obvio que los resultados que a continuación ofrecemos vienen determinados o justificados por el software que LG Electronics ha incorporado en el LG G3. Y, en su caso, puede afirmarse que la relación entre los componentes de hardware y el software Optimus UI no es tan buena como se esperaba.

El LG G3 muestra un rendimiento inferior al esperado e inferior al de sus competidores

Según las pruebas de rendimiento que ya le han sido realizadas al LG G3, y son pruebas de rendimiento corrientes a las que el resto de sus competidores ya han sido sometidos, este nuevo teléfono inteligente de la compañía surcoreana LG Electronics ofrece un nivel de rendimiento global que queda, en prácticamente todos los casos, por debajo de sus competidores y, además, con bastante diferencia.

pruebas benchmark lg g3

Sin embargo, lo más alarmante no es que el rendimiento del LG G3 esté por debajo de sus competidores homólogos en hardware, sino que también queda varios puestos por detrás de algunos terminales de generación anterior con componentes de hardware más antiguos y, por lo tanto, también menos potentes y avanzados. Concretando en la situación del LG G3, nos encontramos con que este terminal con 2 GB de memoria RAM y procesador Qualcomm Snapdragon 801 es superado en su nivel de rendimiento por el Samsung Galaxy Note 3, el cual incorpora 3 GB de RAM, pero su procesador es un Qualcomm Snapdragon 800. No obstante, si echamos la vista a la generación pasada, podemos ver en estos datos también cómo el Sony Xperia Z Ultra supera al LG G2 ampliamente, lo cual significa que es algo “común” en LG Electronics.

¿Necesitaba el LG G3 una GPU más potente para su pantalla QHD 2560 x 1440 píxeles?

Debemos recordar, cuando revisamos este tipo de datos, que lo que estamos viendo en capturas de pantalla son puntuaciones únicas en base a un resultado global tras comprobar el rendimiento de cada uno de los componentes de hardware del terminal. Por lo tanto, cabe la posibilidad de que, además de que obviamente el software del LG G3 disminuye notablemente su rendimiento, también la pantalla QHD 2560 x 1440 píxeles esté, en este dispositivo móvil, exigiendo un nivel de rendimiento que su GPU no es capaz de soportar con soltura. En cualquier caso, los resultados que nos acercan estas pruebas de rendimiento no se traducen en un rendimiento pobre, en ningún caso, pero sí en una capacidad bastante por debajo de la que ofrecen sus competidores.

cuerpo lg g3 ofi

LG Electronics y el software, la tarea pendiente del fabricante surcoreano

De los datos anteriormente aportados podemos extraer, en primer lugar, que el fabricante LG Electronics ha vuelto a quedar por debajo de las expectativas a nivel de rendimiento. Como ya comentábamos anteriormente, este rendimiento inferior al esperado viene determinado por una mala optimización del apartado de software del dispositivo. Si bien es cierto que, por otra parte, se espera que Google presente pronto una nueva versión de su sistema operativo móvil, Android, y que por lo tanto LG Electronics tendrá que actualizar próximamente su dispositivo. Así pues, quizá sirvan estos resultados, al fin, para que el fabricante surcoreano analice la situación de su software y sea capaz de dar la vuelta a esta situación que no les favorece en absoluto, menos aún con rivales tan fuertes como el Samsung Galaxy S5 que ahora se distingue por su sensor biométrico para huellas dactilares, monitor de ritmo cardíaco y resistencia al agua, o un incuestionable en el campo del sonido como es el caso del HTC One M8.

Pero, ¿son todo pegas para el nuevo LG G3?

En absoluto. Como hemos aclarado, estos decepcionantes resultados no se traducen en un rendimiento pobre, en una experiencia de usuario escasamente fluida o similares. Simplemente, o al menos a priori, nos sirven para analizar la situación del software en los terminales de LG, y especialmente para conocer el futuro del LG G3 de cara a nuevas actualizaciones que requieran, cada vez, más potencia del mismo.

Ahora bien, el LG G3 continúa, a pesar de lo anterior, posicionándose como uno de los mejores teléfonos inteligentes de LG Electronics y, en general, de esta nueva generación. Así lo demuestran, entre otras cuestiones, los resultados obtenidos en la primera prueba de autonomía. Si bien es demasiado pronto para conocer valores reales de autonomía del LG G3, esta prueba sí nos acerca a la realidad de un dispositivo móvil que era presentado ayer mismo. Por otra parte, el equipo de MovilZona también tuvo tiempo de tomar unas primeras impresiones con el LG G3. ¿Y bien? Nada más y nada menos que 7 horas y 47 minutos que es capaz de soportar la batería del LG G3.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *