Smartphone plegable de Samsung es una muestra de lo que Apple nunca haría

Samsung presentó por todo lo alto hace apenas unos días nuevos dispositivos entre los que se incluye el primer smartphone plegable de la compañía, el Samsung Galaxy Fold. Sin duda se trata de toda una innovación al ser del primer dispositivo realmente comercial de este tipo, aunque su precio de 2.000 dólares no lo haga muy competitivo en el mercado actual.

Sin embargo, y como suele suceder cuando llega una nueva tecnología, no se trata de un dispositivo perfecto. Hay ciertos detalles del diseño que, y esto es mi opinión, demuestran que se trata de un prototipo de venta al público. Un primer modelo para tantear el mercado y entender si realmente un dispositivo de este tipo tiene cabida.

Y aquí radica la gran diferencia de Samsung con Apple, la compañía de la manzana no lanza prototipos. Seguro que Apple cuenta con varios diseños de iPhone plegables sobre la mesa, ya hemos visto algunas patentes, pero estos no saldrán al mercado hasta que se encuentre un motivo claro que mejore la experiencia de los usuarios.

Apple no habría lanzado algo como el Samsung Galaxy Fold

El primer punto que debemos plantearnos es sobre la utilidad real de este tipo de dispositivos. Sin duda la idea de tener un smartphone y un tablet en un mismo dispositivo es interesante, pero ¿qué es más importante, el smartphone o el tablet?.

Samsung parece tenerlo claro y su Samsung Galaxy Fold es principalmente un tablet que se dobla por la mitad, al igual que este concepto de iPhone plegable. El panel que han dejado en la parte exterior realmente no es nada atractivo ni cómodo de utilizar. En la era de los “smartphones sin marcos” esta pantalla destaca para mal. No hay que olvidar que además cuando está plegado ocupa el doble de lo que ocupa un smartphone normal.

Además de estos inconvenientes, cuando el Samsung Galaxy Fold está plegado tiene forma de cuña, es decir, las pantallas no están completamente pegadas. Esto es algo que la tecnología actual limita, obviamente, pero que hace que utilizar la pantalla de fuera no vaya a ser del todo agradable.

Por estos motivos parece claro que Samsung quiere que utilicemos mayormente la pantalla flexible interna, es decir, que utilicemos el Samsung Galaxy Fold desplegado. Recordemos que esta pantalla supera las 7 pulgadas, por lo que no se tarta de algo cómo de usar en el día a día, a no ser que estés sentado.

Utilizando esta pantalla interna verás como Samsung ha entrado por todo lo alto en el odiado y selecto grupo de fabricantes que utilizan un notch en su pantalla. Este notch se encuentra en un lateral del dispositivo y ocupa bastante espacio aunque, nuevamente, imaginamos que es por limitaciones de la tecnología actual.

Como vemos hay bastantes dudas sobre el diseño ya que la tecnología todavía no permite mejorarlo y también hay dudas sobre la utilidad, ¿significa esto que dejaremos de usar smartphones para utilizar tablets plegadas?. Y eso dejando de lado el tema de la durabilidad de esa pantalla flexible con el paso de los años.

Todavía hay muchas cuestiones sobre la mesa y por ese mismo motivo Apple no va a lanzar un iPhone plegable pronto, y realmente no es algo que importe. Cuando Apple lanza algo es porque cree firmemente en ello y realmente supone una mejora para los usuarios. Un iPhone al estilo del Samsung Galaxy Fold no mejora lo que tenemos actualmente, como smartphone el iPhone es mejor y está claro que el iPad lo supera claramente como tablet. El Apple Watch es un ejemplo, no fue el primero pero es sin duda el mejor smartwatch y el más vendido.

En mi opinión Samsung ha intentado adelantarse al resto de la industria con una gran innovación, de eso no cabe duda, pero todavía falta por ver si esta innovación va a triunfar. En el pasado hemos visto otras innovaciones, como la pantalla curva del Galaxy Round, que no triunfaron.

Es posible que las pantallas flexibles y plegables terminen imponiéndose, pero creo sinceramente que el futuro de esta tecnología se aproxima más al prototipo que vimos de Xiaomi que al Samsung Galaxy Fold. Al menos eso es lo que espero de Apple y un futuro iPhone plegable. Cuando se presente, sabremos perfectamente por qué lo necesitamos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: