Situaciones de pelea que genera Whatsapp

Situaciones de pelea que genera Whatsapp, “Que me habla todo el día”, “que sólo me escribe y nunca me llama”, “que se fija a qué hora me conecté por última vez y me hace escenas”, todos estos motivos de peleas surgen de conversaciones por chat telefónico como Whatsapp o Blackberry Messenger (bbm). Antes de la irrupción del chat en nuestros teléfonos estos planteos no existían y hoy son más que habituales entre los que tienen pareja y los que están buscando.

size1_76013_www

¿Quién nunca tuvo una discusión por los dos tildes del Whatsapp? Hubo tantas peleas que la empresa tuvo que aclarar en un comunicado oficial que el segundo tilde significaba recibido en lugar de leído (hubiera venido bien que lo aclararan desde el principio, ¿no?). ¿O quién no conoce a alguien que haya dejado de salir con otra persona porque le hablaba todo el día y le parecía muy pesada?

Sin dudas el desembarco del chat en los celulares complejizó la comunicación (más si recordamos que hace 20 años no existía el celular y había que llamarse a las casas). Así que muchas cosas cambiaron en el camino y el mayor cambio es que ahora la disponibilidad es total. El problema que esto trae, aunque también tiene muchos beneficios (no somos unos detractores de la tecnología, reconocemos sus beneficios), es que lleva a malos entendidos y reproches si la otra persona no contesta inmediatamente los mensajes.

Si sos de las que tuvo algún problema con su pareja por el chat en esta nota mostramos algunas de las situaciones de conflicto más habituales para que no te sientas sola y dimensiones las discusiones. Si nunca te pasó nada de todo esto te recomendamos que la leas igual, ¡nadie se libra de las peleas de chat!

– En vez de llamar te manda mensajes: Si pensás que es mucho más fácil organizar un programa en dos minutos por teléfono, antes que en 30 por chat, pero él insiste en mandarte mensajes, vas a tener que relajarte, sobre todo al principio de la relación. Lo que podés hacer es probar llamando una vez vos a ver si se aviva, y sino resignate, los tiempos cambian y hay que adaptarse a los cambios.

– Te habla todo el día y no sabés cómo terminar la conversación: Si te tocó una de esas personas que hablan todo el día sin parar y te cuentan qué desayunaron, la ropa que se pusó, el problema de su amiga y el bajón del tránsito, seguro que entendes mejor que nadie el problema del chat. Porque antes también había charlatanes, pero como el sms había que pagarlo si no contestabas tenías la excusa de que no tenías crédito. En cambio ahora, todo el mundo sabe que si no contestas es por otros motivos. El tema es que a veces alguien te cae bien pero todavía no lo conocés y no hay mucho para charlar. Por eso al principio está bueno guardar los temas de conversación para cuando se ven. Así que intentá hablar lo justo y necesario, mientras la conversación fluya, y guardá el resto de los temas para cuando se vean.

– Chatea todo el tiempo cuando sale con vos: ¡O a veces sos vos la que chatea todo el tiempo! Aunque tu amiga te escriba en medio de la salida diciéndote que tiene una emergencia, evalúa que tan importante es, si hace falta llamala, y después seguí adelante con tu cita. Porque si vos te la pasás chateando, por más importante que sea lo que le pasó, después no te podés quejar cuando otros lo hacen. Además, no se puede estar en dos lugares al mismo tiempo, o te concentrás en tu salida, o en tu amiga. Si el problema no sos vos y es solo la otra persona la que chatea probá haciéndole algún chiste (con buena onda, obvio) a ver si se da cuenta y para (a veces estamos tan acostumbrados a chatear todo el día que nos olvidamos que a los demás les puede molestar).

– Te peleaste por el doble tilde o la última hora de conexión:
 Aunque la empresa ya lo aclaró y ahora todos lo saben, apenas se lanzó el producto mucha gente confundía el doble tilde de Whatsapp con el leído de bbm. Por ese motivo hubo muchísimas peleas, y hasta rupturas. ¡Si tan sólo la gente lo hubiera sabido desde el principio (o confiara más en sus parejas)! Sin embargo, con la aclaración de la empresa las peleas no se terminaron. Ahora lo que pasa es que muchos se enojan si ven que la otra persona está en línea y no le contesta, o revisan la última hora de conexión para ver si vieron el mensaje y los ignoraron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *