Simples cambios de hábito que te harán perder peso

Simples cambios de hábito que te harán perder peso. Siempre agradecemos esos pequeños, pero muy importantes, consejos que las mamás, las amigas u otra persona cercana nos entregan para ayudarnos en nuestra misión de deshacernos de los molestos rollitos. Y es que las recomendaciones nunca están de más, como estos cinco simples trucos. Se trata de pequeños y fáciles cambios de hábitos, que aseguran nos ayudarán a perder varios kilitos…

size1_4552_images

1. Empieza a hacerte jugos de verduras frescas
Es lo mejor que puedes hacer por tu salud, según Tara Stiles, autora del best seller “Slim, Calm Sexy Yoga”. Por ejemplo, los jugos de pepino, zanahoria o tomate son muy buenos para calmar el hambre y mantener altos los niveles de energía. El gran efecto beneficioso es que se reduce mucho el consumo de azúcar y sal (los que, por cierto, no debes añadir a tus jugos de frutas o verduras).

2. Añade proteínas a todas tus comidas
No importa si es animal o vegetal, la proteína debe ocupar más espacio en tu plato que los carbohidratos. Es la mejor manera de controlar los ataques de hambre y los atracones. Procura, eso sí, que las carnes que consumas correspondan a cortes magros, y aumenta la ingesta de pescados azules.

3. No bebas alcohol de pie
Es un consejo curioso que entregan en mujerhoy.com, pero dicen que no se trata de un capricho ni de una regla de educación. Esta recomendación tiene que ver, más bien, con que el alcohol se compone de calorías vacías, y debemos estar atentos y conscientes para no beber demasiado. Mejor sentarse y saber que nos estamos tomando una copa de vino, que hacerlo a tontas y a locas. De pie, normalmente, no nos damos cuenta de cuánto ingerimos, y podemos terminar tomando una cantidad que nos haga engordar mucho. Mejor beber en pequeños sorbos, ya que de este modo nos beneficiamos de la función de la bebida como lubricante social, pero tomamos moderadamente y sin perder el control, evitando una indeseada alza de peso.

4. Controla las raciones de carbohidratos
Los carbohidratos son una estupenda fuente de energía, pero es fácil comer de más. Lo ideal es preferir las pastas, arroces y panes integrales. Si aún prefieres los procesados, puedes seguir comiéndolos, pero poniendo atención a las cantidades. Trata de comer sólo media taza por plato y procura aumentar la ingesta de verduras (sobre todo, frescas).

5. Cámbiate al yogur griego
Según los consejos que entregan en mujerhoy.com, este tipo de yogur tiene más nutrientes y menos azúcar que otras variedades. Incluso, serían más saludables que las versiones light, ya que constituyen una magnífica fuente de proteínas. Y si los comes con frutas frescas, no necesitarás recurrir al azúcar ni a los endulzantes o edulcorantes para darles sabor. En caso de querer hacerlo, puedes endulzarlos con miel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *