Secretos para ser un empleado feliz

Secretos para ser un empleado feliz. ¿Eres de esas personas que odian ver a un “Godínez” feliz? ¡Deja la envidia y conviértete en un empleado feliz! Está bien, parece muy difícil dado las condiciones bajo las que laboras o porque “fulanito de tal” te hace la vida imposible, pero no te dejes vencer, la satisfacción laboral depende de muchas cosas, pero sobre todo depende de ti.

empleado-feliz-pantalla

Tal vez suena trillado, pero el bienestar profesional, en gran medida, depende de tu actitud. De acuerdo la OCC Mundial, una de las bolsas de trabajo online más grandes en la red (cuenta con casi 90 mil ofertas de trabajo), asegura que el verdadero secreto para que un trabajador sea feliz, radica en nada más que su actitud.

Al igual lo publica el diario argentino El Clarín, que después de conocer los resultados de una encuesta realizada por trabajando.com en 2010, donde se reveló que el 82 por ciento de los argentinos no está feliz con su trabajo, mientras que el 30 por ciento cree que no son reconocidos, juntó a una grupo de especialistas quienes coincidieron que la felicidad de un trabajador depende de la actitud que éste adopte frente a los desafíos.

De ahí que te presentamos algunos consejos para llevar una vida laboral plena y llena de satisfacción. Pon atención.

1. Aprecia tu empleo. Aunque parezca parte de un mito, es una realidad que 6 de cada 10 mexicanos no cuentan con un empleo formal, lo que quiere decir que no tienen prestaciones como seguro médico o ahorro para la vivienda, entre otras. Por lo que tener un trabajo hoy en día resulta ser ya un privilegio, pues antes había tres vacantes por cada egresado de universidad, pero hoy hay más de tres candidatos interesados en ocupar un solo puesto. ¿Tienes un empleo formal? ¡¿Qué haces despreciándolo?!

Además, considera que tener un trabajo estable te proporciona también un dinero fijo, currículum, las prestaciones que ya mencionamos, y la comodidad y estabilidad de una rutina.

2. Ponte metas. Entendemos que algunos factores que están fuera de tus manos pueden hacer que el trabajo parezca mucho más complicado de lo que es, pero cada empleo que tengas, incluso hasta haber trabajado en un restaurante de comida rápida durante el verano, es lo que forma tu experiencia y tu conocimiento, es decir, son lecciones de vida. Así que si hoy por hoy te sientes mal por tu labor diaria, lo que puedes hacer es enfocarte en lo que sí te gusta de tu trabajo, en el lado positivo; piensa en los beneficios que te ofrece. ¿No se te ocurre nada? Qué tal que es debido a este empleo que puedes sacar una casa a crédito, o que te permite pagar la maestría que siempre soñaste. ¡Vamos! Seguro que hay más de un punto positivo de tu trabajo. Y recordarlos hará que te centres en lo que verdaderamente importa, tus propias metas.

3. Adelante con los desafíos. ¿Cansado de hacer siempre lo mismo? ¡Cámbialo! No te enfrasques pensando que ciertas cosas no te corresponden, pues recuerda que hacer lo mismo una y otra vez puede hacer difícil disfrutar tu trabajo, así que involúcrate con tus compañeros y ofrece tu ayuda en otros departamentos o habla directamente con tu jefe y dile que quieres colaborar en otras cosas, seguro será una muy buena impresión.

4. Actualízate. No únicamente será satisfactorio involucrarte en nuevos rubros, sino que también será una manera de actualizar tu currículum y una forma de obtener nuevas oportunidades, tanto en tu mismo empleo como en algún otro. Piensa que a la empresa donde actualmente laboras le conviene tener tu talento, mientras que afuera pueda resultar atractivo para otras compañías.

5. Acércate a gente valiosa. Como todo, las personas tienen aspectos negativos y positivos, así que lo mejor será estar del lado positivo, evitando los chismes, rumores, cuchicheos y cualquier aspecto que pueda aumentar el estrés en el trabajo. Recuerda que estas conductas no sólo te estresan, también afectan tu imagen y traen problemas. Lo mejor será mantenerte alejado de las personas nocivas y aprovechar para aprender de ellos lo que tú no quieres ser.

Como puedes notar, la clave para ser feliz en el empleo es la motivación que obtienen de su actitud, del buen trato con la gente, de lo ocupados que se mantienen en diferentes actividades y finalmente de los beneficios que obtienen.

Recuerda entonces que aunque existen muchos factores que determinan la satisfacción laboral, cambiar tu actitud puede traer más beneficios de los que te imaginas, y convertirte en una persona llena de oportunidades y facilidades para alcanzar el éxito. Depende de ti si lo quieres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *