Se ganaron la lotería sin apenas tocar el boleto

Seguro que cuando compras un boleto de lotería, no paras de mirar sus números, lo besas para que te traiga suerte, y ni con esas te llevas el premio. Pues bien, lo cierto es que esto no asegura ganar la lotería. Así lo prueban varias historias de personas que se hicieron con una fortuna sin apenas tocar un boleto de lotería en su vida.

Se ganó el Mega Millions la primera vez que jugaba

Russicha Deloach era una mujer de Minnesota que se ganó la lotería americana Mega Millions al jugar por primera vez en su vida. Nunca antes había tocado un boleto y, la única vez que lo hizo, fue para ganarse 250.000 dólares. La afortunada decidió jugar al Mega Millions luego de tener un sueño. “Le puede pasar a cualquiera. Solo hay que tener fe y creer” dijo. Russicha nunca había creído en la suerte de la lotería, y por eso no jugaba. Sin embargo, un simple boleto le cambió la vida.

El boleto que se “convirtió” en cheque

Es de noche, y en la radio anuncian que el Mega Millions ofrece un premio mayor de más de 300 millones de dólares, y que el sorteo está a punto de celebrarse. Un joven, inmediatamente después de escuchar la noticia, se dirige a la tienda más cercana a comprar el Mega Millions, pese a no haber jugado nunca a la lotería. Apenas dos horas más tarde, el primer boleto que tocaba en su vida era merecedor del segundo premio, de 250.000 dólares. Se quedó a un solo número de llevarse el mayor, si bien demostró que la buena suerte existe.

El misterio del ganador que nunca tocó un boleto

El “Señor H”. Así llamaron en Reino Unido a un hombre jubilado que se ganó 1 millón de libras en la lotería europea EuroMillones sin rozar su boleto, ni siquiera a la hora de comprarlo o elegir sus números. De hecho, la primera vez que lo hizo, fue para cambiarlo por un cheque gigante. “Muchas felicidades al Señor H. por ganarse este fantástico premio sin tocar nunca un boleto”, llegó a decir un oficial de la lotería en un comunicado. Pese al misterio, lo cierto es que el hombre jugó a esta lotería por internet, por lo que su historia se quedó en una divertida anécdota.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: