Sandy deja mas de 33 mil millones en daños

Sandy deja mas de 33 mil millones en daños. La frustración de cientos de miles de usuarios de Nueva York y Nueva Jersey crecía conforme pasaban los días a la espera del restablecimiento del suministro eléctrico. La gente está cansada y tiene frío. Algunos exigen que se investigue a las empresas de servicio, a las que acusan de no estar trabajando lo suficientemente rápido.

Un enojado Andrew Cuomo, gobernador de Nueva York, se unió el jueves a las exhortaciones de que se realice una investigación, criticando agudamente a las compañías de servicios públicos calificándolas como no preparadas y mal manejadas.

En privado he utilizado un lenguaje que mis hijas no podrían escuchar“, dijo furioso. “Es inaceptable lo mucho que se ha prolongado, porque entre más tiempo pasa, el sufrimiento de la gente es peor”, agregó.

Las empresas eléctricas han dicho que están enfrentando un daño sin precedente en su área de competencia y que están haciendo lo mejor que pueden. Y no hay duda de la magnitud de lo que han hecho: en el clímax del apagón, más de 8,5 millones de casa y negocios en 21 estados se quedaron sin suministro. Al jueves, esa cifra se redujo a aproximadamente 750.000, casi por entero en Nueva York y Nueva Jersey.

Una firma de pronósticos de daños había calculado que Sandy causaría pérdidas económicas de entre 30.000 y 50.000 millones de dólares desde las Carolinas hasta Maine, incluyendo daños a la propiedad, pérdida de negocios y gastos adicionales de sustento. El cálculo de Cuomo para el estado de Nueva York probablemente hará subir la cifra total de daños.

Un total de 50.000 millones de dólares por daños haría de Sandy la segunda tormenta más costosa en la historia de losEstados Unidos, sólo detrás del huracán Katrina. Inundó partes de la ciudad de Nueva York y el estado de Nueva Jersey con una marejada de más de 4 metros y mató a más de 100 personas.

Sandy provocó más apagones que cualquier otra tormenta, dijo el Departamento de Energía, y dejó a los automovilistas desesperados por encontrar gasolina al complicar la distribución de combustible.

“Vamos a tener que considerar un rediseño total”, afirmó Cuomo sobre los sistemas de suministro de energía y combustible. “Con los apagones se paraliza la nación y se produce caos“.

En particular, el gobernador señaló los problemas de la ciudad de Nueva York, debidos en gran parte al agua del mar que inundó instalaciones que se ubican a entre 15 y 20 pisos de profundidad.

“Es una obra de arte de ingeniería”, comentó, “pero si se inunda Manhattan, se anega toda esa infraestructura. No hay ni siquiera modo de desagotarla”.

Y esto es después de que una tormenta invernal dejó sin electricidad anoche a más de 200.000 clientes en esos dos estados, borrando parte del avance realizado por las cuadrillas de trabajadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *