Sandy deja 15 muertos en Estados Unidos

La megatormenta azotó las costas de EEUU y Canadá con vientos huracanados que provocaron inundaciones, destrozos y caídas de árboles, y dejaron millones de personas sin suministro eléctrico. El presidente Obama declaró zona catastrófica las áreas de Nueva York y la vecina Nueva Jersey

Sandy apareció con toda su fuerza transformado en una megatormenta y azotando las costa este de EEUU y Canadá, con vientos huracanados que provocaron inundaciones, destrozos y caídas de árboles, y dejaron millones de personas sin suministro eléctrico. Al menos 16 personas murieron como consecuencia del huracán que, para este martes, quedó degradado a la condición de tormenta tropical.

Los fallecidos en Estados Unidos elevan la cifra total por el momento de víctimas de Sandy a 83, después de haber arrasado Cuba, Haití y Bahamas.

En un comunicado difundido este martes por la mañana por la Casa Blanca, el presidente de EEUU, Barack Obama, declaró zona catastrófica” las áreas de Nueva York y la vecina Nueva Jersey. El Gobierno pone a disposición de los Estados y los Gobiernos locales fondos, equipos y personal del Gobierno Federal. Al declarar el estado de emergencia se logra liberar fondos federales para esos estados.

Las autoridades confirmaron la muerte de 5 personas en el estado de Nueva York, entre ellos un hombre que fue aplastado por un árbol en Queens, y tres en Nueva Jersey. También falleció una persona en Connecticut, otra en Carolina y una mujer murió en Canadá por un derrumbe provocado por el viento.

Autoridades de Nueva York, Nueva Jersey, Pensilvania, Virginia y Carolina del Norte informaron de 12 muertos, y la policía de Toronto dijo que una canadiense murió al ser alcanzada por un objeto que se desprendió como consecuencia de la tormenta, reseñó AFP.

En Pensilvania, dos personas fallecieron, una por la caída de un árbol y la otra por el derrumbamiento de una casa, afirmó un responsable de los servicios de emergencias.

Frente a las costas de Carolina del Norte (sureste) un marino de un velero que naufragó fue hallado en el mar y murió más tarde en el hospital, mientras que el capitán de la embarcación seguía desaparecido.

También una mujer murió en Maryland y otra en Virginia, ambas como consecuencia de la megatormenta Sandy, según fuentes oficiales.

Sandy, que ya había dejado 67 muertos durante su paso por El Caribe, impactó en Atlantic City (Nueva Jersey) alrededor de la medianoche (hora local) con vientos huracanados de 130 kilómetros/hora y desplazándonse a 37 km/h.

Las autoridades habían advertido de riesgos “sin precedentes” y ordenado la evacuación de cientos de miles de personas en ciudades y pueblos a lo largo de una extensa franja costera desde Nueva Inglaterra hasta Carolina del Norte.

Las calles que conducen a la costanera de Atlantic City estaban inundadas por la tarde y en la cercana Ocean City una parte del paseo marítimo fue barrido por las olas.

Zonas costeras de Long Island (este de Nueva York) y Nueva Jersey sufrían la subida de las aguas y una grúa de un inmenso edificio en construcción en Manhattan se desprendió parcialmente y quedó colgada de manera precaria.

Avanzada la noche de ayer, las autoridades evacuaron el Langone Medical Hospital, de la Universidad de Nueva York porque parte de sus sistemas se vieron afectados por fallas en el servicio eléctrico. Los pacientes en cuidados intensivos infantiles fueron retirados de las instalaciones sin energía.

Unos 300.000 hogares en siete estados ya se encontraban sin energía eléctrica. La cifra debería crecer sin cesar con el correr de las horas.

Al menos dos reactores nucleares que generan cerca de 50% de la electricidad en el estado de Nueva Jersey podrían ser cerrados si los vientos del huracán Sandy se intensifican, anunció la empresa.

Cerca de 12.000 vuelos fueron cancelados hasta el momento en la región debido a Sandy, dejando a decenas de miles de personas lejos de sus hogares.

La empresa de estimación de desastres Eqecat señaló que la tormenta podría afectar a 60 millones de estadounidenses y provocar daños por hasta 20.000 millones de dólares.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *