San Antonio vence a Miami Heat y domina la serie 3-2

San Antonio vence a Miami Heat y domina la serie 3-2. Con una superlativa tarea del argentino Emanuel Ginóbili, máxima figura del juego, San Antonio Spurs recuperó la ventaja y se situó al frente (3-2) de la final de la NBA del Básquetbol de los Estados Unidos, al doblegar por 114 a 104 a Miami Heat, en el quinto encuentro de la serie.

184855

Los más de 18 mil concurrentes vibraron con una actuación formidable del zurdo número 20, que lució como en sus mejores jornadas y redondeó un desempeño lindante con la perfección.

 La planilla del astro del básquetbol argentino entregó 24 puntos (7 de 10 en dobles, 1 de 4 en triples, 7 de 8 en libres), 10 asistencias, 2 rebotes y un robo en los 33 minutos que permaneció en el rectángulo. Pero la tarea de `Manu` fue mucho mejor de lo que indican sus números.

 Porque Ginóbili manejó la bola con criterio, jugó e hizo jugar a sus compañeros y, además, apareció en los momentos clave.  El argentino empezó como titular y arrancó encendido como para desalentar, de movida, esos comentarios agoreros que habían surgido por sus anteriores flojas producciones.

 Ginóbili encestó las primeras tres canastas de los Spurs y aportó 7 tantos (que pudieron ser más porque al principio le habían dado válido un triple, cuando pisaba línea claramente). También contribuyó con tres asistencias.

 

 Lo cierto es que Miami encontró respuestas rápidas y, mediante un triple de LeBron James, logró empatar la pizarra en 17, cuando faltaban 4m. 40s. para el cierre del primer segmento.

 El quinteto texano metió un parcial de 8-0 y se distanció 25-17, aunque luego la ventaja se alargó con un doble del siempre rendidor Kawhi Leonard (29-17).

 El primer período concluyó con 13 puntos de ventaja en favor de los Spurs (32-19), que hicieron pesar su mejor eficacia en los lanzamientos.

 El segundo parcial mostró similares alternativas. El visitante descontó por intermedio de un triple de Ray Allen, pero Spurs contrarrestó con una ráfaga de Danny Green, que también sumó su 22do. triple en esta serie final.

 Un envío desde larga dimensión del zurdo número 20 le permitió al quinteto local establecer una distancia de 13 (39-26), pero una posterior asistencia de `Manu` sirvió para que Green encestara de tres (42-26), aunque la máxima se dio un rato después (45-28).

 Pero Miami empezó a sacar rédito de su `tridente ofensivo` y así la ventaja se redujo notablemente, a punto tal que un libre de James permitió el 47-52, a falta de 2m. 14s. para el cierre.

 Tres libres consecutivos de Ginóbili (por una falta que le cometió Battier) posibilitó a Spurs mantener el dominio (57-47), mientras que el primer período se cerró con una corrida de fantasía de Tony Parker (61-52).  Al término de los primeros 24 minutos, `Manu` redondeaba una destacada performance con 11 tantos y 6 asistencias.

 

 Apenas iniciado el complemento, Miami logró recortar la ventaja y se puso 4 abajo(61-57). El partido ingresó en un terreno de imprecisiones, pérdidas y corridas, en donde los Heat sacaron provecho.

 Casi sin proponérselo o, mejor dicho, casi sin darse cuenta, el elenco visitante achicó la diferencia a lo mínimo (75-74), cuando restaban 3m. 04s.

 Pero entonces, un triple de Green (el quinto en la noche) destrabó el juego y le dio paso al “recital” del argentino. Es que Ginóbili aportó en el tramo final 7 tantos (tres dobles y un simple) para llegar a los 20 al cierre del tercer cuarto y hacer vibrar a todo el AT&T Center, que gritaba `Manu, Manu, Manu` sin ningún tipo de restricción.

 El 87-75 con el que concluyó el tercer segmento entregaba, como se estila en la trama jurídica, “semiplena prueba” de la victoria de los Spurs.  Pero, por si hiciera falta la confirmación, el quinteto local metió un parcial de 7-0 y estiró la diferencia a 19 (94-75), cuando todavía quedaban más de 10 minutos.

 El técnico Popovich sentó a `Manu` cuando cometió su tercera infracción personal y San Antonio lo sintió, porque ya no tuvo tanta fluidez en la conducción.  Dos triples de Allen, una volcada de Bosh y otra conversión de Wade insinuaron que Miami se metía nuevamente en partido: 85-98.

 Pero regresó `Manu`, encestó un doble y Parker hizo lo suyo para que la diferencia se mantuviera (109-92). Sin embargo, el experimentado Allen seguía con `mano caliente` (15 tantos en el parcial) y la ventaja se estrechó.

 Entonces, un triple de Green (el sexto de la noche), tras asistencia de un fabuloso Ginóbili (la décima), garantizaron el triunfo de San Antonio y provocaron el delirio de la mayoría de los asistentes al AT&T Center.

 El sexto partido de la llave se disputará el martes (01.00 GMT del miércoles), en el American Airlines Arena de Miami.  Con un triunfo más, San Antonio obtendrá su quinto `anillo` en la historia, después de los alcanzados en 1999, 2003, 2005 y 2007.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *