Samsung y LG las preparan Pantallas plegables para el 2017

“Las pantallas plegables son el futuro”. ¿Cuántas veces hemos leído esto? Numerosos prototipos, dispositivos con forma de libro que se doblan por su pantalla, displays que pueden retorcerse… Pero ahora sí que sí: Samsung y LG preparan móviles comerciales de pantalla plegable. Para el año que viene, nada de esperar a que termine el mandato de Trump.

folding-phone-concept

Un analista experto en tecnología confiesa que 2017 será el año en el que triunfen las pantallas plegables dentro de dispositivos comerciales. Samsung y LG hicieron enormes progresos en este tipo de paneles haciendo uso de la tecnología OLED. ¿Un Samsung Galaxy S8 o LG G6 con esta tecnología? Complicado, pero no tan extraño en un móvil menos masivo.

Samsung y LG ya tienen pantallas plegables a nivel comercial

Pantallas plegables en el móvil. Samsung y LG las preparan para 2017

Olvídate de los típicos prototipos y pantallas de muestra que tanto se ven en ferias y congresos: la fabricación de las pantallas OLED flexibles es una realidad. Los fabricantes estrella en esta tecnología, Samsung y LG, la tienen a punto de caramelo dentro de su propio catálogo de smartphones. Y el analista Kim Dong-won, de Hyunday Securities, lo sabe bien.

Kim habla del 2017 como año en el que Samsung y LG tendrían a la venta sus dispositivos con pantallas plegables. No hay filtración sobre modelos concretos, pero sí la constatación de que la fabricación de los paneles está en la fase de producción masiva. Además de incluirse en pantallas como la del Samsung Galaxy S7 Edge, tendremos dispositivos que reducirán su tamaño a fuerza de plagarse, pantalla incluida.

No está muy claro qué implicaciones puede tener esta tecnología más allá de la comodidad de transporte, aunque sí hay prototipos que han hecho de la flexibilidad una herramienta más para la interfaz de usuario. Pasar de escritorio plegando la esquina, utilizar el móvil como tirachinas a fuerza de doblarlo…

La competencia irá detrás

Kim Dong-won comenta que en el 2018 marcas como Google o Apple lanzarán sus propios dispositivos con pantalla flexible. Esto ya entra dentro del terreno del vaticinio, pero no deja de ser plausible: esta funcionalidad puede convertirse en el próximo elemento estrella del diseño. Si ya lo vemos en los modelos Edge que, a fin de cuentas, tampoco aportan un uso añadido, ¿por qué no pueden triunfar las pantallas plegables? Queremos una tablet convertible en móvil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *