Samsung patenta nuevo sensor de huellas bajo la pantalla

Desde Samsung están barajando diversas opciones de cara a instaurar un sensor de huellas debajo de la pantalla en el próximo Samsung Galaxy Note 9. Ahora, la firma coreana ha registrado una nueva patente con otro método.

Samsung patenta un nuevo sensor de huellas bajo la pantalla

El sensor de huellas debajo de la pantalla se ha convertido en el Santo Grial para Samsung. La compañía coreana está viendo cómo otras empresas le adelantan sin ser capaz de dar con una solución definitiva. Vivo ya ha puesto móviles a la venta con un sensor bajo la pantalla, y Xiaomi está a punto de hacer lo propio.

Mientras tanto, Samsung de momento no se aclara. Ahora han registrado una nueva patente cuyo funcionamiento es, a todas luces, calcado al Clear ID que utilizan en Vivo:

samsung patente sensor de huellas

El componente se sitúa en la zona inferior del dispositivo, y solo funcione con pantallas AMOLED. Se emite luz que rebota sobre la huella del dedo posicionado y se leen de vuelta los datos. Si la firma coincide, se desbloquea el teléfono. Si no, no se desbloquea. Como decimos, la misma idea que el sensor Clear ID – incluso algunos rumores indicaban que se acabaría por encargar el sensor a Synaptics, su desarrolladora.

Varias opciones para la firma coreana, ¿llegarán a tiempo para el Samsung Galaxy Note 9?

El principal problema al que se enfrenta Samsung en este momento es que tiene varias ideas sobre la mesa y es absolutamente incapaz de decidirse por una. desde su departamento de desarrollo han ofrecido varias alternativas para lograr implementar el ansiado lector de huellas bajo la pantalla, pero desde la firma coreana no ven posible implementar ninguno de ellos a corto plazo. Por tanto, el reloj corre mientras se acerca la fecha de lanzamiento del Samsung Galaxy Note 9.

La idea del fabricante es llegar a tiempo para implementar esta tecnología en su próximo phablet de gama alta. No les importa apurar un poco más los plazos que de costumbre, ya que su idea es, simplemente, lograrlo. No quieren esperar hasta el Samsung Galaxy S10, aunque lo harán si no les queda otro remedio. Ya tuvieron malas experiencias en el pasado con el Galaxy Note 7, motivadas por las prisas a la hora de fabricar el dispositivo, por lo que no es de extrañar que no quieran tropezar dos veces con la misma piedra. A lo largo de los próximos meses podremos comprobar cuál es el resultado final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *