Samsung Galaxy S8 tendra pantalla curvada y dos tamaños distintos

La pantalla podría curvarse hacia los dos lados e incluso estar disponible en dos tamaños distintos. Esto es lo que dice un nuevo rumor sobre el próximo Samsung Galaxy S8, un dispositivo que todavía se encuentra en cocinas y que, muy probablemente, no veamos oficialmente hasta bien comenzado el nuevo año 2017. Después del esperado lanzamiento del Samsung Galaxy Note 7, la compañía coreana se ha puesto manos a la obra con su nuevo buque insignia.

samsung-galaxys8-01

De ahí que hayan empezado a surgir rumores y que la prensa del país, en Corea, hable sobre la posibilidad de que el flamante Samsung Galaxy  S8 se presente dotado con una pantalla curvada hacia los dos lados, muy parecida a la que encontramos actualmente en el Samsung Galaxy S7 edge o en el propio Samsung Galaxy Note 7. Rumores anteriores, de hecho, nos hablaban sobre la posibilidad de que Samsung aplicara sus famosas pantallas curvadas de serie en los Galaxy más punteros, de modo que los “edge” dejarían de tener sentido como propuesta específica con curvas.

Samsung Galaxy S7 edge

Se habla sobre diferentes ángulos de inclinación, pero la idea general es básicamente esta. Parece, además, que la compañía ya habría hecho los primeros encargos a su departamento de pantallas para producir paneles curvados en dos tamaños distintos: 5,5 y 5,1 pulgadas. Y, ¿qué significa esto? Pues en principio, que el flamante Samsung Galaxy S8 podría no tener versión con pantalla plana, rumor que coincide con las filtraciones que se habían producido en las últimas semanas y que recogimos aquí. En este punto, son muchas las dudas que se ciernen sobre esta cuestión. Y es que Samsung tendría que conjugar una resolución 4K en un soporte curvo. La receta es posible, pero si no lo hace correctamente, el rendimiento para el fabricante puede ser desastroso en el terreno económico. De momento queda en el aire, porque otra probabilidad sería la de que el Samsung Galaxy S8 esté disponible con una pantalla plana de 5,1 pulgadas y que el modelo curvo, no sea otro que el Samsung Galaxy S8 edge con panel de 5,5 pulgadas. Todo se verá.

Con respecto al resto de novedades, todavía hay muy poca literatura. Se sabe que Samsung sigue trabajando a conciencia en la posibilidad de incorporar un sistema de cámara dual en su teléfono. La compañía Apple lo ha conseguido con el lanzamiento del iPhone 7, así que Samsung podría intentarlo de nuevo con los nuevos Samsung Galaxy S8 y Samsung Galaxy S8 edge. Así, todo hace pensar que Samsung seguirá apostando por una cámara dual, pero en este caso de 13 megapíxeles, desarrollada en el seno de la propia Samsung, en lugar de hacerlo con Sony, como hasta la fecha.

Parece evidente que el resto de mejoras que Samsung incorporará a sus teléfonos más punteros estarán directamente relacionadas con la maquinaria interna (procesador, memoria, capacidad…) y con otras funciones de software que permitirán al usuario disfrutar de un teléfono más inteligente en todos los sentidos.

Y tú, ¿qué le pedirías a los Reyes de Samsung para el próximo Samsung Galaxy S8? Cuéntanos cuáles son tus deseos abajo en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *