Samsung Galaxy S7 destrona al iPhone 6s como líder en ventas en USA

Hay una serie de datos que son difíciles de refutar pues los datos son así, datos. Uno de ellos es que la cuota mundial de Android es muy superior a la de iOS, en parte gracias a la ingente cantidad de terminales en todas las franjas de precios que soportan al primero frente al segundo. Otro de ellos es que Samsung es el mayor fabricante de smartphones a nivel mundial, y Apple es el segundo.

1366_2000

No obstante, Apple se las ha arreglado durante años para hacerse fuerte en su territorio y pese a que Samsung ha dominado a nivel mundial, Estados Unidos ha sido siempre reducto de los de Tim Cook y sus iPhone. Al menos hasta los últimos datos publicados por Kantar que muestran al Samsung Galaxy S7 vendiendo más unidades que el iPhone 6s. Algo histórico.

Una pequeña diferencia que significa mucho

Como decimos, Apple lleva dominando en ventas el territorio estadounidense durante años, desde el lanzamiento de su primer iPhone. Samsung inició el camino para darle caza años después, en el 2010 con el primer Samsung Galaxy S, pero siempre había estado a la estela de los de Cupertino, aunque ahora todo parece haber cambiado.

Galaxy S7

Los últimos datos de Kantar muestran que el éxito del Samsung Galaxy S7 no ha pasado desapercibido en terreno estadounidense y que los coreanos han conseguido vencer a los americanos en su propio territorio. Obviamente hay muchos factores que pueden haber condicionado este dato pero es representativo que, por primera vez en años, el iPhone no sea el terminal más vendido en suelo yankee.

Sobre el total de móviles vendidos en Estados Unidos desde que se inició el año 2016, un 16% de las ventas habrían correspondido a los modelos Samsung Galaxy S7 y Samsung Galaxy S7 Edge, que llegaron en febrero durante el MWC de Barcelona pero se pusieron a la venta de forma posterior. Los dos modelos de Apple, tanto el iPhone 6s como el iPhone 6s Plus, habrían cosechado un 14,6% de las ventas.

No sería justo dar estos datos sin añadir también que mientras que la época fuerte de venta del iPhone suele corresponder a la fecha de su puesta a la venta y al periodo de navidades, ambos en el último tramo del año, Samsung habría visto cómo su pico de ventas comenzó en el momento en que tocó tierra en las distintas tiendas físicas y online, tratándose además de un modelo más moderno que el ofrecido por Apple, que tiene que renovarlo en un par de meses.

Aún así, estos factores eran idénticos años anteriores y Samsung no había conseguido destronar a Apple en cuanto a ventas, no ya globales sino de un dispositivo en concreto. No cabe duda de que el poco éxito de los terminales anteriores, como el S5 o el S6, habría ayudado también a que muchos de sus usuarios hayan renovado el terminal con la llegada del Galaxy S7 y las buenas críticas que ha venido recibiendo.

Ahora es ahora y luego será luego

Galaxy S7 Camara

Veremos si cuando acabe el año y Apple tenga a la venta el iPhone 7, sean uno o tres modelos como finalmente parece que serán, las posiciones de ambas empresas siguen iguales pero hay un dato a tener en cuenta: ni tan siquiera el iPhone SE ha conseguido superar al Galaxy S7, pese a que había muchas esperanzas depositadas en él por el poder de su marca unido a un precio más reducido que los modelos 6s.

El músculo de Samsung en Estados Unidos es más fuerte que nunca, Apple está a punto de renovar terminal por lo que habrían descendido sus ventas a la espera del modelo nuevo y los coreanos juegan bien con los precios. Todo eso es correcto pero, como decimos, también era correcto en años anteriores y Samsung no había conseguido reinar. Hasta ahora.

Ya habrá tiempo de ver si es flor de un solo día o se mantiene pero ahora mismo, hoy por hoy, el Galaxy S7 es el líder de ventas en Estados Unidos, como también lo es en España. Samsung puede estar más que contenta con el rendimiento de sus dos nuevos dispositivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *