Samsung Galaxy S6 Edge se dobla por la mitad

Los usuarios han demandado cada vez con más fuerza smartphones fabricados en aluminio por su exquisitez estética que ello supone y los fabricantes han respondido paulatinamente a estas preferencias. Pero las virtudes del metal también tienen su contrapartida y en eliPhone 6, producto de su extrema delgadez, fue que la carcasa llagaba a doblarse ante fuerzas flexoras. Desde entonces, el forzar este efecto se ha convertido en toda una prueba viral que se aplica a todo modelo fabricado con carcasa metálica. El Samsung Galaxy S6 Edge no es una excepción y ya tenemos vídeo donde se puede ver el resultado.

 Samsung-Galaxy-S6-Edge_0

Smartphones ultradelgados fabricados con carcasas metálicas de aluminio. Esa es la tendencia generalizada entre los fabricantes de teléfonos móviles de alta gama. Sin embargo, a veces la ingeniería falla y una mala decisión –ya sea la elección de la dureza del metal o el diseño de la propia carcasa- juega malas pasadas a las mascas. Sin lugar a dudas el caso más sonado es el del iPhone 6 y iPhone 6 Plus, algo que empezó a conocerse cuando ciertos usuarios advirtieron que sus phablet se doblaban cuando se sentaban con éstos metidos en el bolsillo del pantalón.

Una “prueba” interesante

Aunque es un tema que Apple solucionó posteriormente, desde entonces no han faltado las típicas pruebas en las que se fuerza la carcasa metálica de los smartphones para comprobar su resistencia a las dobleces. El último en caer fue el Samsung Galaxy S6 Edge. Lo cierto es que en este caso existen componentes y factores que hacen que el test de resistencia sea especialmente llamativo. El primero por razones obvias: su construcción en aluminio (aunque también esté reforzado con cristal Gorilla Glass 4 en la parte trasera), principal motivo de la prueba. Sin embargo, el diseño curvo de sus aristas para dar cabida a la pantalla de doble cara flexible es otro aliciente para comprobar en qué medida Samsung ha tenido en cuenta las leyes de la física.

Test de resistencia del Samsung Galaxy S6 Edge

Resultado final: ¿se dobla o no se dobla?

Sin dilatarnos más en los detalles, lo mejor es pasar a la acción, y qué mejor que reproduciendo el vídeo. ¿Se doblará? Pues no, como podéis comprobar, a lo largo de la grabación se aprecia que, a pesar de los esfuerzos por aplicar la máxima fuerza en el centro de la carcasa (se puede ver la tensión que aplican los dedos), no hay manera de que la carcasa ceda ni un milímetro. Tras comprobar el resultado, bien podemos achacar la resistencia del Samsung Galaxy S6 Edge a la estructura, diseño y elección de materiales. Y es que tal y como explicó la firma surcoreana en su momento, la carcasa cuenta con aluminio 6013, utilizado habitualmente en el sector de la aeronáutica por su resistencia.

https://www.youtube.com/watch?v=iT-YKYoIZ-A

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *