Diseño final del Samsung Galaxy F Alpha

Los compañeros de ADSLZone.net han desvelado en exclusiva cómo será el aspecto del nuevo Samsung Galaxy Alpha, nombre que utilizan ahora mismo los operadores para referirse al siguiente terminal estrella de la empresa coreana, que también se ha denominado Galaxy F, y que llegaría en septiembre sin carcasa metálica.

Samsung Galaxy Alpha

De nuevo, tras dar datos en exclusiva de este terminal hace una semanas, ahora son los compañeros de ADSLZone los que desvelan cómo será el Samsung Galaxy Alpha, también conocido como Galaxy F, que llegará el próximo mes de septiembre como revulsivo de Samsung para el impacto del iPhone 6.

Y es que en esta ocasión no llega la imagen desde @evleaks o en una foto desde fuentes asíaticas, ADSLZone ha visto y tocado el terminal y con esos datos han recreado el aspecto que tendrá este dispositivo que, finalmente y contra todos los rumores, tanto nuestros como de muchos otros medios, no tendrá una carcasa metálica.

El diseño del nuevo Samsung Galaxy Alpha está heredado, directamente, de los tablets Samsung Galaxy Tab S, como se puede apreciar en la imagen en las que ADSLZone ha recreado el dispositivo – ya que por razones de confidencialidad no es posible publicar las imágenes reales en base a las que se han hecho éstas -.

Diseño en tonos “premium”

Samsung apuesta por un acabado en policarbonato con esa textura que imita la piel y que lleva utilizando ya algún tiempo también en la serie Galaxy Note. Sin embargo, se le dotará de un diseño especial que destaque su caracter “premium” en dos modelos, uno más oscuro con tonos en bronce y titanio, y el que podéis ver en la imagen en blanco con detalles dorados.

Características

El terminal es muy ligero y cuenta con un grosor de apenas 6 milímetros ofreciendo, según las diferentes informaciones recabadas, una pantalla de 4,7 pulgadas SuperAMOLED y de resolución 1080p con un procesador quad-core con nucleos Cortex A15 que alcanzará hasta 1,8 Ghz. Además contará con 1GB de RAM y 16GB de almacenamiento interno. Completarán sus funciones una cámara de 12 MP para la trasera y otra frontal de 2,1 MP para cumplir con las funciones de videollamada y los tan famosos selfies. No será resistente al agua, pero sí heredará el sensor de huellas dactilares y tendrá una batería de 1.860 mAh.

El precio del dispositivo se colocará en torno a los 600 euros lo que repercutirá en el del Samsung Galaxy S5 que, parece ser, podría resposicionarse y reducir algo su coste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *