Samsung fabricará baterías curvas

Samsung fabricará baterías curvas. Los resultados de incluir una batería convencional en el Samsung Galaxy Round no han sido plenamente satisfactorios. En cambio, LG ha logrado una mejor adaptación en su LG G Flex con una batería adaptada a la forma curva de la pantalla. A la vista de cuál es la opción más adecuada, Samsung habría decidido fabricar en masa baterías con forma curva. ¿Significa esto que habrá nuevos modelos con pantalla flexible? Todo indica que así será.

Bateria del Samsung Galaxy Round

Samsung se adelantaba a LG al presentar el primer smartphone con pantalla flexible, caracterizada por su curvatura. Sin embargo, LG lanzaba posteriormente el LG G Flex y, a diferencia del modelo de Samsung, éste incluye una batería curva, perfectamente adaptada a la carcasa del terminal. Los beneficios son evidentes ya que de este modo es posible incluir una de mayor capacidad, capaz de aprovechar mejor el espacio interno. Los surcoreanos de Samsung habrían decidido seguir los pasos de sus vecinos ya que el presidente de la división Samsung SDI ya ha indicado quecomenzarán a fabricar baterías con forma curva en masa.

Solución a un problema de espacio

El Samsung Galaxy Round sorprendía a todos por su exótico diseño. En esencia se trata de un Samsung Galaxy Note 3 en toda regla, salvo por el detalle de la curvatura aplicada en la pantalla. No obstante, existen otras diferencias a nivel técnico. La más destacada es la inclusión de una batería de 2.800 mAh. La firma se ha visto obligada a reducir la capacidad de ésta frente a los 3.200 mAh del Galaxy Note 3 por un problema de espacio. La batería, que tiene una forma rectangular para adaptarse al hueco central, no se adapta correctamente a los bordes más delgados del terminal.Bateria curva de LG

Indicativo de la apuesta de Samsung por las pantallas flexibles

Por este motivo y dado el resultado obtenido por LG con su G Flex, la multinacional se habría decidido a  dar el salto en la fabricación de baterías curvas, que no flexibles. De este modo los siguientes modelos con pantalla flexible no se verían lastrados en autonomía al no poder incluir una batería de mayor tamaño. Tal y como ha demostrado LG, la implantación de una batería con forma curva permitirá mejorar notablemente la duración de la batería al incluir un compartimento de mayor capacidad. La decisión de iniciar la fabricación de este tipo de baterías no se puede interpretar de otra manera. Samsung se prepara para afrontar los próximos lanzamientos que, previsiblemente, lucirán pantalla y diseño curvo, si es que la producción de este tipo de pantallas es viable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *