República Dominicana celebra su independencia Nacional

Los dominicanos celebran este lunes en todo el país y en sus representaciones diplomáticas en el extranjero los 168 años de la Independencia Nacional. El 27 de febrero de 1844 los dominicanos pusieron fin a 22 años de intervención haitiana. La indómita y brava Quisqueya levanta hoy orgullosa su lienzo tricolor para conmemorar con alegría un aniversario más de aquel legendario trabucazo que marcó su independencia del yugo haitiano que la dominó durante 22 años.

El 27 de febrero de 1844, hace 168 años, fue izada por primera vez la Bandera Nacional por el prócer de la Patria, Francisco del Rosario Sánchez, al grito de las palabras gloriosas ¡Dios, Patria y Libertad!

La heroica acción fue el resultado de un proyecto de un grupo de jóvenes liderados por Juan Pablo Duarte, que se organizaron en una sociedad secreta que llamaron ‘La Trinitaria’ con el propósito firme de materializar la separación definitiva de Haití, gobernado entonces por Charles Riviere-Hérard, quien sucedió a Jean Pierre Boyer, que había unificado la isla durante su mandato.

En medio de varios intentos fallidos por liberar la parte oriental de la isla del Gobierno haitiano, surgieron tres movimientos políticos que buscaban un cambio. Por un lado estaban los conservadores, que querían el protectorado de una nación extranjera y luego la anexión. Además estaban los anexionistas, que buscaban la separación a través de la anexión a una potencia europea; y los trinitarios, llamados también los liberales, que luchaban por una independencia total del dominio extranjero.

Duarte, pequeño burgués de ideas liberales y auténtico nacionalista, junto a otros liberales fundó en 1838 “La Trinitaria”, llamada así porque fue iniciada por nueve miembros y cada uno de ellos se había organizado en grupos de tres.

En 1843 la revolución tuvo un gran progreso debido al derrocamiento de Boyer por los liberales haitianos, aliados circunstanciales de los liberales dominicanos. Hérard encarceló a algunos trinitarios y obligó a Duarte a abandonar la isla.

En ese momento, el liderazgo del movimiento quedó en manos de Francisco del Rosario Sánchez, Matías Ramón Mella y Pedro Santana (quien luego traicionó a los Trinitarios).

Las tensiones seguían y en diciembre de 1843 pidieron a Duarte que regresara porque tenían que actuar con rapidez ante el temor de que los haitianos los descubrieran.

En febrero del 1844 Duarte no había regresado por motivos de enfermedad y el día 27 el grupo tomó la Fortaleza Ozama y la Puerta de la Misericordia, donde Mella disparó su trabuco marcando el inicio de lo que es hoy la República Dominicana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *