Redes sociales que fracasaron igual que Google Plus

Las redes sociales se han convertido en un imprescindible en nuestras vidas. En la actualidad Facebook, Twitter o Instagram son las más aclamadas. Estas tres plataformas han conseguido calar entre la población y actualmente cuentan con millones de seguidores que comparten sus imágenes o estados diariamente. No ha sido un proceso fácil. No es sencillo conseguir captar la atención y permanecer en pie durante tanto tiempo. De hecho, en el camino se quedaron algunas. Proyectos de redes sociales que no consiguieron su propósito.

Un claro ejemplo de ello lo tenemos en Google Plus. El servicio no cumplió con las expectativas que se habían planteado desde su creación, pese a pertenecer al rey de Internet. No ha sido la única red social que ha fracasado. Orkut, MySpace o Ping son otras que no consiguieron sobrevivir al paso del tiempo. Si quieres conocer su historia y el porqué no llegaron a buen puerto, no dejes de seguir leyendo.

1. Orkut

Google no solo no ha tenido suerte con Google Plus. El gigante de Internet también lo intentó con Orkut sin demasiado éxito. Parece evidente que lo suyo no son las redes sociales. Esta plataforma nació en el año 2004 para permitir a sus miembros comunicarse con otros usuarios. La red permitía hacer nuevos amigos, contactos de trabajo y todo tipo de relaciones. Ofrecía la posibilidad de crear y mantener comunidades que agrupasen a usuarios en función a sus gustos e intereses. Se podían acceder a diferentes categorías: actividades, negocios, juegos, música, mascotas, religión, escuela, comidas, preferencias sexuales, cine, entre otras.

Orkut

Orkut permitía crear notas como mensajes o testimonios que estaban a la vista de todos. Había un límite de 1.000 amigos. En un principio Orkut arrancó en fase beta, permitiendo la entrada a la comunidad a quienes hubieran recibido una invitación. Tiempo después se abrió a todo el mundo, siendo necesario disponer de una cuenta de correo electrónico. La mayor parte de sus usuarios provenían de Brasil y de la India, lugares en los que la red social se hizo muy popular. También tuvo bastante éxito entre los años 2006 y 2009 en Paraguay, Irán o Pakistán.

El final de Orkut no fue lo que se dice agradable. La red social fue creada por Orkut Büyükkökten, empleado turco de Google, quien para su anterior trabajo en Affinity Engines ya había puesto en marcha un sistema similar llamado “InCircle” dirigido a las comunidades de alumnos universitarios. En junio de 2014 Affinity Engines demandó a Google al considerar que Orkut estaba basado en el código fuente de InCircle. La acusación se fundamentó en que varios de los errores de InCircle también estaban presentes en Orkut. Ese mismo mes los de Mountain View decidieron echar el cierre a esta red social, dejando huérfanos a más de 300 millones de personas. Hay que señalar que el mismo creador de Orkut creó tiempo después hello, de la que dice que es la nueva generación de Orkut.

2. MySpace

Otra de las redes sociales que fracasaron estrepitosamente fue MySpace. Podemos decir que fue pionera en el estallido de la burbuja del social media, pero sin un final feliz. Sus orígenes se remontan al año 2003, año en el que se convirtió rápidamente en uno de los lugares de moda de Internet. Todo aquel que quería estar en la honda abría un perfil sin pensárselo. El interés y el auge fue tal que en el 2005 acabó siendo comprada por NewCorps, quien pagó una suma millonaria por ella. Lo cierto es que esta empresa no supo gestionarla bien y terminó vendiéndola por una cantidad muy pequeña a un grupo de inversores que se hicieron populares por llevar con ellos al cantante Justin Timberlake.

MySpace

Tanto Timberlake como los inversores han estado luchando para que MySpace recupere el esplendor de su época, centrándose, sobre todo, en los usuarios importantes de la red social: los interesados en la música. Sin embargo, volver al pasado es imposible y ya es muy difícil que MySpace vuelva a ser lo que fue.

MySpace fracaso

3. Fotolog

En el año 2007 Fotolog estaba entre las páginas de Internet más visitadas a nivel mundial, según Alexa. En su mejor momento tenía 20 millones de usuarios únicos al mes, una cifra bastante importante. Su público era mayoritario, sobre todo de países como España o Portugal. La web era pionera del concepto de lo social. Es decir, los usuarios podían subir sus fotos con el objetivo de mostrarlas a otros, que, a su vez, podían comentarlas. Podemos decir que era el Instagram de la época. ¿Cuál fue el motivo de su fracaso? Básicamente no adaptarse a los cambios que se estaban produciendo en el sector, tal y como le ocurrió a la propia MySpace. Además, comenzó a llenarse de spamy no se realizó ninguna renovación a nivel de funcionalidades o diseño.

Fotolog

4. Ping

Google no es el único gigante que fracasó con su red social Google Plus, Apple también sufrió una desagradable decepción. En su caso fue con Ping, una plataforma de música integrada en iTunes presentada por el propio Steve Jobs allá por el año 2010. Jobs la describió como si Twitter o Facebook se hubieran encontrado con iTunes. La verdad es que se saludaron, pero de pasada. Se despidieron enseguida. Ping no logró su cometido y acabó cerrando dos años más tarde.

5. Diaspora

Diaspora era la gran esperanza para los amantes de las redes sociales. Incluso se decía que era una importante amenaza para Facebook. Nada que ver. Al final acabó siendo un fiasco que ha acabado en nada. Los jóvenes Grippi, Salzberg, Zhitomirskiy y Sofaer comenzaron el proyecto de Diaspora en febrero de 2010, motivados por un discurso del profesor de derecho e historia Eben Moglen en la Universidad de Columbia. Moglen describió a las redes sociales como “un espionaje gratuito”. Por tanto, el objetivo de Diaspora era no seguir el camino de sus rivales, creando una red social de código abierto.

Diaspora

Para conseguir el dinero necesario, el proyecto fue lanzado en abril de 2010 en Kickstarter. Se estableció un periodo de 39 días para recaudar los 10 mil dólares estimados para comenzar. Sin embargo, la meta inicial fue cumplida en tan solo doce días. De hecho, el proyecto recaudó finalmente más de 200 mil dólares por parte de más de 6.000 usuarios. La realidad es que después de ser lanzada tuvo un éxito relativo, sobre todo por la novedad, Pero más allá de esto, su idea se perdió por el universo virtual, fue un total fracaso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *