Cómo recuperar tu cuenta de Gmail si fue robada

¿Han recibido tus contactos mensajes sospechosos desde tu dirección de correo? ¿Has encontrado en tu bandeja de entrada un email de Google sobre actividad sospechosa? Es muy probable que te hayan robado tu cuenta. La confirmación más evidente es cuando ya no puedes entrar en ella, pese a haber introducido la contraseña correctamente. Desgraciadamente nadie está a salvo de esto.

Lo mejor es ir cambiando la clave de seguridad cada cierto tiempo y no abrir nuestro correo en lugares poco seguros (WiFis públicas o en otros equipos). Si ya es tarde para ti, no puedes entrar en tu cuenta de Gmail, no te preocupes. Te enseñamos cómo puede recuperarla.

Si no puedes acceder a tu cuenta Gmail

Se trata de un proceso algo largo, pero que te permitirá poder entrar en tu cuenta. Solo tienes que entrar en este enlace. Google te hará una serie de preguntas y te pedirá acceso a la cuenta de seguridad asociada. En caso de que tampoco tengas acceso el proceso será aún más largo. Una vez que vayas respondiendo a las preguntas llegarás a la pantalla final. Se te pedirá rellenar un código CAPTCHA. Cuando lo introduzcas de manera correcta, verás un formulario. Una vez que lo hayas rellenado podrás recuperar ya tu cuenta de Gmail. También te exigirán establecer una nueva contraseña. Así se evitará otro ataque.

seguridad Gmail

Si todavía puedes iniciar sesión en tu cuenta

Si crees que alguien ha entrado en tu cuenta, cambia la contraseña inmediatamente. Seguidamente haz una revisión de seguridad para comprobar que nadie pueda volver a recuperar el acceso a tu cuenta en un futuro. En este proceso, es necesario que revises la información de recuperación de tu cuenta. También la actividad reciente de la misma que está relacionada con los dispositivos, aplicaciones o páginas web que están conectados a ella. De este modo, elimina todas las aplicaciones o dispositivos que no reconozcas.

hacker Gmail

Una vez que hayas protegido tu cuenta tendrás que volver a iniciar sesión en cada navegador y dispositivo que tenga acceso completo a ella. Ten en cuenta que algunas aplicaciones, páginas web y dispositivos (como televisiones o consolas) únicamente tienen acceso a una parte de información que figura en tu cuenta de Google. Tendrían que funcionar con normalidad, a no ser que los hayas quitado de la sección Aplicaciones conectadas a tu cuenta.

En el caso de continuar observando indicios de que alguien puede haber entrado en tu cuenta, es muy probable que tu ordenador tenga un virus y que el atacante esté usando dicho ordenador de forma remota. Lo más recomendable en este caso es que instales un antivirus o que formatees tu ordenador e instales de nuevo el sistema operativo.

Si observas una barra roja en la parte superior de la cuenta

¿Estás viendo una barra roja en la parte superior de la pantalla? Si prestas más atención verás que pone lo siguiente: “Hemos detectado actividad sospechosa en tu cuenta” ¿Qué significa esto? Básicamente que Google piensa que un hacker podría estar intentando entrar en tu cuenta y que es imprescindible ponerte al tanto de este problema de seguridad. Es muy recomendable que hagas clic en el enlace de la barra para ver la lista de los dispositivos que has usado recientemente y comprobar si hay algo sospechoso. Cuando hayas revisado los dispositivos, podrás rechazar la barra roja haciendo clic en la “X”.

evitar robo cuenta Gmail

Consejos para evitar que alguien acceda a tu cuenta de Gmail

Si por ahora estás a salvo y nadie ha intentado acceder a tu cuenta de Gmail enhorabuena. En cualquier caso lo mejor es que tengas en cuenta una serie de consejos para impedir que pueda ocurrirte en un futuro. Ya sabes que nadie está a salvo de que su correo electrónico acabe en manos indeseadas.

Cambia las contraseñas periódicamente

Uno de los consejos más útiles es que cambies tus contraseñas de correo de forma regular. No hay un tiempo establecido, pero lo mejor es que la cambies una vez al mes o cada dos meses. Si tu contraseña ha pasado a entrar en terreno peligroso, como por ejemplo en un ordenador público, cambiándola periódicamente te aseguras que no se aprovechen de ella. Así impedirás que la usen para llevar a cabo cualquier estafa o para, simplemente, enviarte spam.

antivirus Gmail

Ten actualizado el antivirus

Actualmente existen muchas herramientas gratuitas que están capacitadas para analizar nuestro ordenador o dispositivos móviles. Es cierto que no van a impedir que nos roben la contraseña de la cuenta de Gmail. Sí, en cambio nos permitirá conocer si hay un intruso en nuestro sistema. Una de ellas es Eset Online Scanner o para móviles Eset Mobile Security. Pero hay muchas más. Kaspersky también cuenta con una herramienta gratuita para PC llamada Kaspersky Security Scan, y otra para dispositivos Android: Kaspersky Internet Security.

Elige una contraseña fuerte

Si tu contraseña es 1,2,3,4… o tu fecha de tu nacimiento, ya sabes, es hora de cambiarla corriendo. No hagas uso de contraseñas obvias. No emplees el nombre de tu mascota, tu comida preferida o tu teléfono móvil. En su lugar, recurre a un programa que genere una contraseña fuerte. Hay muchos, como Strong Password Generator o  Random Generator. En su defecto mezla letras y números y a ser posible también símbolos. Además deberías intercalar entre minúsculas y mayúsculas.

Instala una extensión en tu navegador

Si usas Chrome como navegador puedes recurrir a Password Alert. Se trata de una extensión que almacena una versión cifrada de tu contraseña de todos los productos de Google, entre ellos de Gmail. De este modo, en caso de percatarse de que no las introducido correctamente, te avisará de inmediato de que tu contraseña ha podido ser robada. Google te informará de si has podido ser víctima de phishing, facilitándote el cambio de clave de inmediato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *