Reconocimiento facial del iPhone X solo registra una cara

Apple ha intentado, de todas las formas, lanzar su iPhone X con Touch ID bajo la pantalla. Pero los planes fallaron y los de Cupertino han lanzado un teléfono sin sensor de huellas dactilares, sustituyéndolo por el reconocimiento facial. Sin embargo, el reconocimiento facial del iPhone X solo puede reconocer una cara en el teléfono.

El nuevo iPhone X llega sin Touch ID después de intentos de la marca de haberlo incorporado bajo la pantalla, sin éxito. Se ha hablado, especulado y rumoreado mucho sobre cómo podría Apple solucionar este problema. Había posibilidad de que colocase el Touch ID en la parte trasera, que incluyese un botón… Pero no, el iPhone X llega sin Touch ID y la seguridad está en el reconocimiento facial del iPhone X.

sistema de reconocimiento facial del iPhone X

iPhone X sin Touch ID

Muchos móviles en la actualidad cuentan con lector de huellas dactilares. La mayoría de gama alta, muchos en las gamas medias de las distintas marcas e incluso en las gamas básicas o de entrada. El reconocimiento de huellas dactilares en la mayoría de teléfonos incluye la posibilidad de que registres varias huellas dactilares. También era así en los últimos iPhones.

En los últimos iPhones podías registrar hasta 5 huellas dactilares diferentes lo que permitía que prestases tu teléfono a tu pareja, tu madre o tu hermano si quieres hacerlo. Puede parecer inútil si quieres proteger tu identidad pero puede haber casos en que lo necesites. Por ejemplo, si vas conduciendo y necesitas que alguien mire algún dato en tu teléfono (y esto ocurre con frecuencia).

Sensor de huellas Touch ID en un iPhone

Solo podrás registrar una cara

Pero con el reconocimiento facial del iPhone X no podrás prestar tu teléfono a nadie. El reconocimiento facial del iPhone X solo permitirá registrar una cara y ni tu hermano ni tu madre ni tu pareja podrá acceder a tu móvil por ti aunque tú hayas decidido consentirlo.

Según Apple, la posibilidad que alguien falsifique tu identidad con el reconocimiento facial del iPhone X es de 1 entre 1 millón mientras que la posibilidad de falsificar tus datos con el Touch ID es de 1 entre 50.000 posibilidades por lo que sólo habrá una cara guardada en el móvil.

Por el momento, tenemos que esperar para ver cómo funciona el reconocimiento facial del iPhone X en la vida real, en el día a día. Sabemos que Face ID proyecta más de 30.000 puntos invisibles y el patrón de puntos se enlaza a través de redes neuronales permitiendo crear un modelo de cara, enviar los datos analizados y ver si existe coincidencia con la cara registrada. Todo esto ocurre directamente en el teléfono y no en la nube para mejorar, según explica Apple, la seguridad del usuario del teléfono.

iphone x portada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *