Razones por las que no puedes ser amigo de tu ex

Razones por las que no puedes ser amigo de tu ex. “Podemos seguir siendo amigos” es una frase que muchos han escuchado de la boca de su pareja al momento de terminar la relación. Pero, ¿realmente se puede entablar una amistad con el o la ex?

amigo de tu ex

“Se suele asumir que la mejor manera de terminar una relación amorosa es embarcándose mágicamente en una estrecha y feliz amistad”, señala la doctora en psicología y escritora, Andrea Bonior. Sin embargo, para la experta esto muchas veces no es así y de suceder, requiere de tiempo. Además, en este último caso deben cumplirse ciertas condiciones.

Por ello, Bonior expone 6 situaciones en las que es mejor declinar la opción de ser amigo/a de la ex pareja.

1. Cuando para uno de los dos la amistad significa algo importante y para el otro “ser amigos” sólo es una frase que utilizó para terminar la relación, pero no tiene real interés.

En este caso “el dolor de la ruptura se extiende hasta la saciedad”, dice la experta. “Mientras te convences de que él o ella realmente quiere que sean amigos, tu ex se convence a sí mismo que sólo puede escabullirse si se esfuerza lo suficiente”, agrega. Decir “seamos amigos” suele ser peor que la propia ruptura, y puede extender la agonía durante semanas o incluso meses.

2. Nunca tuvieron la amistad como base en la relación.

Las relaciones amorosas en que no hay intereses comunes, y donde las partes no son capaces de comunicarse abiertamente sin gritarse el uno al otro, tienen muy pocas posibilidades de convertirse en amistad luego de que el romance se acaba. “No te engañes a ti mismo: ¿Hubo una verdadera amistad que realmente vale la pena salvar ? ¿O es sólo un castillo en el aire y lo que te gustaría realmente es pasar tiempo juntos sin sexo involucrado?”, dice Bonior.

3. No hay respeto mutuo.

Una relación que nunca fue particularmente respetuosa no se puede reconstruir mágicamente. Sólo sería una falsedad que no tendría un destino favorable. Si como relación amorosa el respeto no existía, no tendría por qué florecer en una amistad.

4. Hubo abuso emocional o de otro tipo durante la relación.

Confiar en que el otro no te hará daño deliberadamente es uno de los pilares de cualquier relación, sea amistad o romance. “Si tuviste una relación amorosa abusiva, no se puede creer razonablemente que la persona empezará a tratarte bien siendo sólo amigos”, dice la psicóloga y añade que “de hecho, podría ser una situación muy peligrosa, ya que el abusador usa la amistad para mantener su control continuo y maltratar.

5. Uno o ambos son celosos o posesivos

En este caso no podrás soportar que el otro empezó a ver a alguien nuevo. “Esta es la realidad de por qué amistades sanas después de una ruptura son generalmente muy duras, al menos por unos cuantos meses”, afirma la profesional.

Honestamente, ¿te sentirías bien si tu ex habla con estusiasmo sobre alguien que le gusta a poco tiempo de terminar contigo? o ¿sería cómodo para ti tener que ocultar una nueva relación para que tu nuevo “amigo” no estalle en celos?, plantea la terapeuta.

6. Aún no superas la relación y no le has dado tiempo y espacio para que muera en forma natural.

“Incluso si tienes la sensación de que podrían ser amigos para toda la vida, necesitas un poco de tiempo y espacio para superarlo”, señala Bonior. “De lo contrario su amistad será demasiado reactiva – y manchada- por los matices de su fallido romance”, añadió.

Al terminar, las emociones están a flor de piel y no son tan estables como para construir una amistad. “Tienes que volver a encontrar quién eras como un individuo, en lugar de la mitad de una pareja, antes de poder decidir si una conexión de amistad (con tu ex) es adecuada para ti”, explica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *