Razones por las cuales los hombres son buenos amigos

Ok. Todos los amigos que uno tiene son maravillosos. Pero hoy es el día para hablar sobre los hombres que nos aguantan y nos divierten y, por sobre todo, lo agradecidas que estamos de su amistad. Aquellas chicas que creen que no pueden tener amigos del sexo opuesto, porque “siempre podría haber tensión” amorosa o de otro tipo: allá ustedes. ¡No saben de lo que se pierden!

amigos-copy-728x428

Realmente dependerá de las personalidades el cómo te puedes llevar con tal o cual persona. Lo que es yo, me encanta tener amigos hombres. Sin ofender a nadie, pero es genial poder relajarse de los dramas amorosos y complicaciones que, me incluyo, sin darnos cuenta hacemos las mujeres. Por más despreocupada que seas, en algunas situaciones tu condición femenina sobrepasará tus ganas de pretender que no te importa nada. Pero bueno, vamos al punto. Acá, una oda a los amigos que tenemos y lo genial que son:

1. Siempre están listos para la aventura

La mayoría de los hombres siempre están listos para lo que sea. Con aventura, nos referimos a cualquier plan que surja en el momento y ¡quieres hacerlo ya sin esperar! Cuando estás con ellos, no hay nada que los detenga para experimentar lo que se les venga a la mente, y eso es algo totalmente genial.

2. Su honestidad es inmensa

Los hombres son mucho más prácticos de pensamiento y no se complican por tantas cosas. Esto también se aplica cuando tienen alguna opinión sobre ti. No tienen mucho filtro, en el sentido de que dirán – con respeto – lo que piensan, en vez de andar con rodeos innecesarios. Nosotras nos preocupamos mucho de no herir los sentimientos del resto, no es que sea un defecto, pero de vez en cuando es refrescante que te digan las cosas directamente.

3. No se complican cuando te quieres juntar de improviso

Me pasa personalmente (y sé que a muchas) que cuando surgen llamados de la nada para juntarse en el momento, lo pienso demasiado. Quizás si tienes el tiempo y energía, pero comienzas a pensar en todas las cosas que tienes que hacer, o si te sientes mal porque estás en tu periodo, o mil cosas. ¡Basta! Por eso es práctico cuando te dan las ganas de reunirte con alguien en ese momento, llamar a un amigo. Sabes que si tiene el tiempo no le dará vueltas e irá. Es ideal para panoramas en el minuto.

4. Son sumamente útiles cuando debes hacer tareas pesadas

El factor fuerza es también un beneficio. Cuando necesitas ayuda con acarrear algo, una mudanza, o debes reorganizar tu casa, es ideal tener un hombre con el cual contar que hará que las cosas sean más rápidas y fáciles. ¿Cuántas mujeres se necesitan para subir un sofá? Realmente, esto se trata de ser prácticos. Nada más.

5. Sus abrazos son los más energizantes (y trituradores)

Tomando en cuento el punto anterior, los abrazos de tus amigos siempre serán los mejores cuando te sientes débil, lo más reconfortantes luego de no verse durante mucho tiempo, y aquellos que hacen que te duela un poco el cuerpo (dependiendo de las proporciones). Es lo que siempre podemos llamar como “abrazo de oso”, y puedes acudir a ello cuando lo necesites.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *