Razones para no usar WhatsApp: Busca una alternativa

España es el país europeo donde más se usa WhatsApp. En Alemania, por ejemplo, uno de cada dos alemanes utiliza esta app. Esta cuota de mercado es la razón por la que muchos usuarios la usa, puesto que al fin y al cabo, solo pueden contactar a sus conocidos a través de ella. Tanto es así, que nadie se hace la pregunta crucial: ¿es WhatsApp realmente bueno? Dejando a un lado la accesibilidad y su dominio del mercado, creo sinceramente que WhatsApp es una app mala. Y a continuación, te expongo 8 motivos por los que los competidores lo hacen mejor.

1. WhatsApp te identifica a través de tu número de teléfono

Con el inicio de sesión sin contraseña, WhatsApp saca toda una racha de desventajas. En mi opinión, la más importante es que con el número de teléfono móvil solo utiliza un medio de identificación no anónimo garantizado. Después de todo, desde 2017 las tarjetas SIM solo se pueden activar después de mostrar un documento personal (tipo DNI). Aunque es posible que WhatsApp no ​​pregunte directamente a Orange, Telefónica & Co., como te llamas, pero seguramente pueda descubrirlo a través de su hermana Facebook.

Además, tus contactos que no pertenecen al grupo no se darán cuenta de si cambias de número. Por lo que seguirán enviando mensajes a tu número anterior, nadie te avisará de esos nuevos mensajes y ellos se mosquearán al no recibir contestación. Además, tu tarjeta de WhatsApp se llenará de entradas huérfanas, dupli o triplicadas, y perderás la pista de la versión actual de un contacto. Es normal que las personas cambien de número de teléfono o se lo pasen a otra persona, pero WhatsApp no está preparada para esos casos.

2. Solo puedes usar WhatsApp en un dispositivo a la vez y tiene que ser un smartphone

¿Quieres instalar WhatsApp en un tablet? ¿O iniciar sesión en un ordenador y permanecer conectado? Idealmente en el ordenador de tu trabajo y en el de tu casa, de tal manera que no tengas que estar iniciando sesión dos veces al día. Con WhatsApp eso no es posible.

WhatsApp solo se activa en un dispositivo a la vez, y además debe ser un smartphone. Un segundo smartphone, tablet o varios ordenadores en operación paralela no es posible. Y WhatsApp Web es la mayor broma de la industria de mensajería; pero hablaré de eso más tarde.

telegram desktop update original

3. WhatsApp-Web es una broma de mal gusto

Mientras que otros proveedores ofrecen solo una autenticación de código QR y luego permiten chatear sin un smartphone, WhatsApp Web lo acosa donde sea que pueda. WhatsApp Web no es una aplicación en sí misma, sino básicamente un control remoto que opera WhatsApp en tu smartphone. Si tu smartphone está conectado a datos móviles, se seguirá cobrando. Si tu teléfono tiene poca batería, o incluso se apaga, WhatsApp Web se desactivará. Lo mismo ocurre cuando las funciones de ahorro de energía ponen a dormir el servicio de fondo de WhatsApp Web. Si llegas a casa y deseas usar WhatsApp Web allí, tienes que volver a hacer la autentificación y cortar la conexión en el ordenador del trabajo.

hide images from gallery de

4. Los datos se almacenan de manera insegura

De fácil acceso o no: WhatsApp para Android almacena tus datos donde no pertenecen. En lugar de almacenarse en la partición de datos, se almacenan en la partición /sdcard visible para todas las aplicaciones con acceso a archivos. Y luego el encriptado de extremo a extremo prometido por muchos de WhatsApp es inútil para todas tus bellas imágenes. Ah, y ahí llegamos al siguiente punto.

5. El sistema de respaldo es engorroso, malo y prohíbe los cambios en la plataforma

¿Vienes de un iPhone? Entonces despídete de tus conversaciones. No se pueden transferir de una plataforma a otra. WhatsApp usa iCloud para iPhones y Google Drive para teléfonos Android. El último es teóricamente accesible desde iPhones, pero inutilizable para este propósito: tu copia de seguridad de WhatsApp no se puede obtener en el iPhone.

 

6. WhatsApp sabe lo suficiente de ti a pesar del cifrado de extremo a extremo

WhatsApp no puede buscar en los registros de tu conversación, ver tus imágenes o escuchar las grabaciones de audio. Pero sabe cuándo hablaste con quién. WhatsApp tiene acceso a tu libreta de direcciones y puede leer tu memoria compartida. Por último, también puede sincronizar tus datos con la empresa matriz Facebook y agudizar la imagen que tienen de ti.

La comparación de agenda de contactos conlleva incluso un riesgo legal para usted: porque es controvertido si tiene derecho a transferir los números de teléfono de sus conocidos en Facebook. Especialmente para smartphones usados profesionalmente, los riesgos son sumamente altos. Y me temo que no se puede simplemente negar el acceso de WhatsApp a una parte de tu agenda.

7. No puedes cambiar los mensajes enviados

Recientemente, WhatsApp por fin añadió la opción de eliminar mensajes enviados para que también desaparezcan en el chat de los destinatarios. Pero si solo quieres corregir un pequeño error causa de la autocorrección, no se puede editar. Por tanto, deberás copiar el mensaje completo, eliminarlo, pegarlo, corregir el error y volverlo a enviar. Esto no solo es incómodo, sino también una tontería. Numerosos competidores como Telegram o incluso Skype permiten que los mensajes se puedan editar.

8. La administración del grupo es mala

La gente crea grupos de WhastApp a cada pequeña oportunidad. La función de chat en los grupos de WhatsApp es una de las peores del mercado. Si observas la funcionalidad de otros chats grupales, te darás cuenta de lo vergonzoso que es WhatsApp en este sentido.

  • No hay canales para suscribirse. Telegram ofrece a los grupos una forma de suscribirse a los canales de noticias públicas, como los canales RSS.
  • En WhatsApp los miembros del grupo pueden ver tu número de móvil.
  • Solo hay un nivel de administrador. Es decir, los administradores pueden denegar los derechos de otros administradores.
  • No se pueden cerrar los grupos sin que todos los miembros (hasta 256) se vayan, o los administradores los eliminen manualmente.
  • Ya no puedes ver en qué grupos está participando porque no hay una descripción general específica de los mismos.
  • De fábrica, cualquiera puede ser agregado a un grupo y añadir tu número de teléfono móvil sin tu permiso.
  • Si cambias de número de móvil en WhatsApp, los miembros de esos grupos recibirán una notificación de tu nuevo número.

Todas las desventajas y deficiencias de WhatsApp culminan en la función de chat grupal. La característica sigue siendo tan exitosa como el cliente de chat deficiente en sí mismo. Las funciones de chat grupal no solo son malas, sino que también son una afrenta a tu privacidad.

Conclusión

WhatsApp es una prueba de que las masas, en lugar de la clase, es suficiente como argumento. Una vez que un producto es tan popular, sus fabricantes ya no tienen que preocuparse. Incluso si se crea el competidor perfecto, no podrá alcanzar a WhatsApp. WhatsApp es inmune a las críticas de cualquier tipo.

La aplicación no tiene amor, ignorando su privacidad en todas las direcciones y establece, en todo caso, estándares completamente desactualizados. Pero WhatsApp es parte de la cultura pop y seguirá siendo un éxito simplemente porque una masa de mil millones de usuarios de todas las edades es demasiado perezosa para renunciar a las tonterías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *