Razones para no rootear tu smartphone Android

Todo el mundo habla de las maravillas de rootear su smartphone Android: que son todo ventajas, que puedes quitar las aplicaciones preinstaladas, que hay muchas aplicaciones para usuarios root… Pero si es tan bueno, ¿por qué no los venden directamente rooteados?

20150121 IMGL7397

Mi primer smartphone Android, un Nexus One, me hizo uno de los hombres más felices sobre la tierra. Tenía un mundo de posibilidades al alcance de mis dedos. Me pasaba el día probando cosas nuevas, instalando aplicaciones, jugando, cabiando el fondo de escritorio. Era un paraíso, hasta que al final de la primera semana descubrí que no podía instalar todo lo que yo quería. La razón era muy sencilla: ¡yo no era root!

El sistema Android, por defecto, nos otorga un rol como si de una ‘cuenta de invitado’ se tratase. Algo que me frustró muchísimo, ya que yo quería ser dueño y señor de mi smartphone. Estuve investigando un por poco por allí y por allá, y después de un tiempo conseguí liberar a mi Nexus One del yugo que Google le había puesto a mi smartphone. Desde luego tuve muchas razones para rootear mi Android, y un mundo nuevo se abrió ante mis ojos.

xperia root 1

Después de varias Roms flasheadas y tener que volver a rootear cada vez que volvía a una versión Stock, varias preguntas empezaron a inundarme la mente: ¿Por qué el sistema no puede tener este rol root desde el principio? ¿Son los usuarios tan peligrosos para sus sistemas?

Desde luego ser usuario root no es para todos los públicos. Rooteando tu smartphone abres la puerta de atrás de tu sistema Android sin darte cuenta, y para que conozcas los riesgos aquí tienes 5 razones para no ser root.

1.- El rooteo pone en peligro la seguridad de tu Android

Como has podido observar, cada vez que instalas una aplicación, esta te pide que le otorgues unos privilegios. Si eres usario root de tu terminal, puedes darle acceso a todos los archivos del sistema a cualquier aplicación. Es decir, anulas los límites de acción que normalmente tienen las aplicaciones. Las aplicaciones ya no se encuentran en un recinto de seguridad y tienen acceso a todo.

android sicherheit teaser

Esto supone un enorme riesgo para la seguridad de tu Android. Si algún malware accede accidentalmente a tu terminal, ya sea a través de una aplicación infectada, a través de una conexión no segura de una Wi-Fi «libre» o simplemente navegando por las páginas de siempre, puede causar estragos en tu seguridad sin que te des cuenta, ya que tendrá acceso a todo el sistema.

2.- Cada vez más hay menos aplicaciones que necesitan acceso root

Con cada versión de Android más oportunidades se abren al gran público. Al comienzo de la expansión de Android, el sistema era más cerrado. Necesitabas acceso root para muchas más cosas que ahora. Por ejemplo, con Lollipop puedes grabar el escritorio mientras haces cualquier tarea o tutorial y editar un video, cosa que hasta Android 4.4 Kitkat era algo que solo estaba reservado para los usuarios root. Y seguro que con la siguiente versión, Android M, las posibilidades seguirán en aumento.

3.- Ser root es complicado

Para empezar, tienes que buscar información por la red para saber cómo rootear, ya que cada terminal se rootea de forma diferente y a veces el proceso puede ser complicado. Pero de todas formas diría que rootear tu Android es la parte fácil.

xperia root

Lo difícil comienza en el día a día del usuario root, ya que tienes que tener cuidado con las aplicaciones que instalas, qué permisos les das, por qué páginas navegas, dónde te conectas, qué archivo del sistema eliminas, etc. Y si pasa algo malo estás sólo tú y tu ladrillo, y reza porque a alguien ya le haya pasado antes y lo encuentres en algún foro.

4.- Problemas con las actualizaciones

Cuando somos usuarios root podemos tener problemas a la hora de actualizar el firmware de nuestro terminal vía OTA. Teniendo en cuenta el amplio abanico de fabricantes es muy complicado dar un dato general. De todas formas, la tendencia es que los avisos de nuevas actualizaciones desaparezcan cuando el terminal está rooteado.

Tablet update ANDROIDPIT

Aunque siempre será posible instalar es nuevo software de forma manual. Sea como sea que consigamos la actualización, lo más probable es que esta acabe con el rooteado del terminal, teniendo que volver a realizar el proceso si queremos disfrutar otra vez de sus privilegios.

5.- Puedes perder la garantía.

Obviamente darte privilegios de acceso root es algo que oficialmente no está permitido por los fabricantes. De lo contrario ya venderían los terminales directamente rooteados de fábrica. En Europa, y dependiendo del terminal, la legislación puede ser benevolente con el usuario. Si eres capaz de deshacer el root, seguramente no tendrás problemas en el servicio técnico.

moto e garantie teaser

Pero en muchas partes del mundo esto no es así, normalmente se puede perder la garantía en el mismo momento en el que rooteas el smartphone. Algunos dispositivos, como los Samsung, incorporan además un contador de flasheos que no le quitará ojo a las veces que instalas un nuevo sistema operativo no oficial en el terminal. Aunque este contador se puede poner a cero, nadie te asegura que no pierdas la garantía.

Conclusión

El root te puede abrir las puertas a muchas cosas interesantes, como instalar aplicaciones sólo para root u otro sistema operativo (Rom), pero si no tienes estos intereses y tenemos en cuenta el riesgo/beneficio, no merece la pena de ninguna de las maneras.

Fuente: AndroidPIT

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: