Razones para no descargar películas en sitios piratas

Razones para no descargar películas en sitios piratas. Las compañías Amazon, BBC, Sony y Walt Disney contrataron a Incopro para llevar a cabo este estudio. Con sede en el Reino Unido y Bélgica, la consultora especializada en la la lucha en contra de la piratería no publicó la lista de los sitios analizados para así no dar a conocer qué sito pirata es seguro. A pesar de haber sido bien recibido por la policía, el informe fue criticado por expertos que dijeron que el resultado es engañoso y alarmista.

descarga

Desde el 4 de abril, la consultora realizó búsquedas de cinco películas y cinco programas de televisión en cada uno de los sitios analizados.El estudio afirma haber encontrado fraudes de tarjeta de crédito y otras estafas en los cuales los usuarios deben dar información personal en 20 de los 30 sitios.En 27 de los 30 sitios encontraron malware u otro tipo de programa no deseado, el cual se activa cuando el usuario usa el botón ‘play’.

Otra estrategias utilizada por estos sitios es el uso de ventanas emergentes, que no solo son molestas, sino que pueden ser usadas para que el usuario instale otro tipo de malware.

En 5 de los sitios se encontraron programas conocidos como rootkit, que modifican la configuración del computador y apaga el antivirus.Cuatro de los sitios analizados contienen programas ransomware, con los que se ‘cifran’ archivos en el computador atacado y los bloquea, a menos que se realice un pago.

En 27 sitios se encontraron los famosos spyware. Estos programas se usan para ‘robar’ información sobre los hábitos de navegación del computador atacado, mensajes de correo electrónico y contraseñas.Otro caso encontrado fue el secuestro del navegador, el cual permite cambiar la página de inicio del usuario y el motor de búsqueda preferido.

También instala extensiones con las que se puede vigilar la actividad del usuario.Todos estos ataques deben ‘activarse’ a través del uso de vínculos por parte de quien navega. No se encontraron programas maliciosos que se activen automáticamente.Para Helen Saunders, de la BBC, estas agresiones son “una especie de ataque de ingeniería social. Los botones de reproducción falsos y ese tipo de cosas están impulsados por el deseo de la gente de descargar contenido”.Una investigadora de Incopro dijo que los sitios se lucran con las cuotas y otros “sobornos” pagados por las redes de anuncios que colocan los iconos y los textos usados para atraer a los usuarios.

En una encuesta a 4.210 usuarios de sitios pirata en Reino Unido, se encontró que el 77 % había descargado programas maliciosos y material no deseado al usar estos sitios.

Los resultados del informe fueron puestos en duda por un experto del Instituto de Internet de la Universidad de Oxford quien dijo no compartir la decisión de no divulgar los nombres de los sitios analizados. También cuestionó el uso de la encuesta a usuarios de este tipo de sitios.”Aunque existen riesgos, el informe es claramente alarmista al usar estadísticas elegidas cuidadosamente”, señala Joss Wright de la Universidad de Oxford.

El estudio ha sido declarado como una extensión de la estrategia de la Fact (Federación Contra el Robo de Derechos de Autor) para desprestigiar los contenidos ilegales. Antes eran presentados como de mala calidad, ahora son peligrosos.

Ernesto van der Sar, editor del sitio de noticias Torrentfreak, también cuestiona los resultados. “Las estadísticas reportadas son engañosas ya que sugieren que la mayoría de los usuarios terminan descargando software no deseado o virus. En la práctica, sólo una pequeña minoría que hace clic en los anuncios se ve afectada”, dijo.

¿Quién es responsable de estos ataques?

Según los críticos del informe, los sitios piratas no son responsables de los programas maliciosos contenidos en los anuncios publicitarios, ya que no controlan lo que hay “escondido” detrás de estos.

Incopro respondió y dijo que sería un error no responsabilizar a los sitios piratas de esto. “Este estudio no analizó quién coloca los botones, anuncios o descargas en las páginas”, dijo Saunders.

“Pero creo que, dado el contexto en el que operan los sitios, hay una gran probabilidad de que los operadores de sitios web estén implicados en algunos de ellos”, agregó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *