Razones para NO comprarte un smartphone

Razones para NO comprarte un smartphone. No hay que tomarse muy en serio las listas, pero en un ejercicio de creatividad (y con algo de humor) vamos a enumerar las razones por las cuales no debería animarse a comprar un teléfono inteligente. La próxima semana, las razones para darle el sí.

1. – Son caros. Claro, no siempre las cosas se consiguen a buen precio, pero los teléfonos inteligentes nunca bajan su valor, ni de remate ni de segunda. Únicamente bajan de precio cuando ya no funcionan.

2.- Te envicia. No es mentira, los smartphones tienen la cualidad de mantenerte pegado a la pantalla con más fuerza que un televisor. Tantas noticias por conocer, personas a las cuales saludar, sitios en los cuales decir que estás o que acabas de pasar. La información que recibes o envías nunca se detiene.

3.- Muchos de los programas más conocidos están para teléfonos no inteligentes.Tanto Facebook como Twitter se pueden consultar desde la web si su celular tiene conexión de datos. No hace falta un programa específico, solo ponga la dirección en su “potecito” y entérese de lo que ocurre a su alrededor.

4.- Los ladrones gustan menos de un cel viejito. Este punto se explica por sí solo. A más de uno le habrán devuelto su celular al comprobar que lo único inteligente que tiene el teléfono es su dueño.

5.- La batería no dura 24 horas. Y muchas veces dura menos que eso, depende de una serie de factores, pero así usted no lo haya tocado en todo el día notará cómo la batería sí ha bajado bastante a pesar del nulo uso.

6.- Si sólo llama y envía mensajes, no necesita uno. ¿Sabe que existe un medio para comunicarse con cualquier celular sin pagar tarifa de datos? Sí, se llaman SMS o mensajes de texto. ¿Y para hablar? Pues con una llamada, solo necesita conocer el teléfono de la otra persona. Solo eso, ni pines, ni correos ni direcciones web, con el simple número de la otra persona usted se puede comunicar con ella.

7.- Son delicados. ¿Se acuerda de aquellos días en que su cel caía de la mesa y solo tenía que quitarle el polvo? Esos días son historia con los smartphones, basta que uno lo meta en su funda para que se raye, basta que se caiga en unas almohadas para que se le parta alguna pieza. ¿Resistencia? Eso solo lo halla en los “no inteligentes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *