Razones para no comprar el iPhone 6

Hace aproximadamente 2 años, nos encontrábamos a la espera del que fue, en su momento, el mejor teléfono celular de la existencia: el iPhone 4S. (Porque Siri marca mucho la diferencia, aceptémoslo.)

iphone-6-no

El iPhone, sobrepasando por mucho los niveles económicos de un celular sencillo, se había convertido en el objeto del deseo desde su primera versión. Todos tenían un iPhone: madres, padres, hijos, adolescentes, hipsters en potencia, nerds e incluso celebridades.

La era del iPhone 4 fue verdaderamente una época revolucionaria para la telefonía móvil. En diseño, cámara, compatibilidad y algunas características como asistente personal y una aplicación para prácticamente todo, que a la fecha nos han facilitado nuestro día a día.

Y, entonces, la marca Apple ideó lucrar de una manera activa al respecto. El iPhone 5. En este teléfono, tenemos que aceptar: lo que más cambió fue el diseño, un par de megapíxeles más a la cámara y mucho, pero mucho “lujo.”

Costando bastante más de 10 mil pesos, el iPhone 5 se convirtió en un lenguaje para todo el mundo. De la misma manera, todos tenían un iPhone; sin embargo, con sus distintas versiones, uno podía también tener “originalidad.”

Pero el tiempo pasó, y los competidores no se quedaron atrás. Google se adueñó de la mayoría del mercado disponible bajo el sistema Android, pero cada compañía hizo su parte. Sony se dedicó a innovar, Alcatel se dedicó a renacer y Samsung se dedicó a hacer lo mismo que con cada uno de sus aparatos electrónicos: destacar. Sin mencionar, además, de la nueva potencia de LG en el mercado telefonía móvil, junto con un muy buen celular.

En un año, teníamos celulares resistentes al agua, con cámaras de casi 20 megapíxeles, monitor cardíaco y hasta multi-tasking… Era algo normal que esperáramos no menos del iPhone 6.

Sin embargo, la fecha llegó y, con ello, las decepciones. Pero la pregunta aquí es: ¿valdrá la pena volver a empeñar mi cuerpo con tal de tener otro iPhone? He aquí un comparativo análisis según mi opinión para la respuesta (que es NO).

1. Cámara

Tanto la cámara del iPhone 5 como la cámara del iPhone 6, son de 8 megapíxeles. Esto no especifica la resolución, pero sí la “longitud” de la imagen. En el Samsung Galaxy S5, por ejemplo, tienes hasta 16 megapíxeles con HDR. En la serie Z de Sony Xperia, tienes cámaras de hasta 20.7 megapíxeles. En ambas generaciones del Moto X, cuentas con más de 10 megapíxeles, para estirar, cortar y editar tus imágenes sin riesgo a distorción.

¿Realmente te lo vas a comprar?

2. Pantalla

En realidad, la pantalla Retina es caracterizada por ser una pantalla de muy buena calidad. Y también muy fácil de romper. Véase el comercial de Nokia, (que es Windows Phone y también podría ser otra alternativa) para darse una idea:

Ahora, a pesar de que no reconozco muy bien los términos técnicos, las alternativas Android y, está bien, también Windows Phone, contienen una muy buena nitidez y un muy buen brillo en su imagen.

3. Precio

La memoria del iPhone 6 es algo carísimo, desde luego. Un iPhone 6 por Internet se vende alrededor de 13 mil pesos si y sólo si es de los tan poquitos 16 GB sin expansión de memoria expandible, a diferencia de sus competidores. Ahora, la diferencia de memoria está en más de 5 mil pesos si eres de los precavidos que preferirían la versión de 128 GB (para no usar iCloud, ¿no? Con eso de que lo hackean, no vayan a salir tus fotos coquetas a la luz).

Pero, a ver, antes de meterte al buró de crédito, hipotecar tu casa o vender tu coche por un teléfono, analicemos lo que estás pagando: al teléfono le falta cámara, le falta memoria (porque, seamos sinceros, no todos vamos a tener la versión de 128 GB), le falta personalización sin tantas apps por default que nunca usas (como, por ejemplo, Passbook) y no es segura su red.

En pocas palabras, ¿vas a pagar el doble del mejor celular en el mercado por un celular que no es el mejor del mercado?

4. Diseño

En lo personal, odié su diseño desde la versión 5. La versión 4 era muy bonita, pero la versión 5 era pequeña, angosta, demasiado delgada e incluso incómoda, a mi parecer. Ahora, la versión 6 es casi igual, casi idéntica. La única diferencia son los bordes redondeados y esa molesta manera de poner los colores en 3 bloques.

La edición 6 Plus (o copia de Samsung Galaxy), es exactamente igual, pero con una pantalla más grande. Lo cual es confuso, pues una de las razones por las que muchos escogían Samsung y muchos escogían iPhone, era precisamente por la pantalla. Apple ahora intenta seducir a los usuarios de Samsung.

Pero, por si fuera poco, el iPhone 6 tiene la cámara principal casi como un pibote. Y ésta, irónicamente, también es una falta de estética muy criticada.

5. Memoria

Como ya les hice ver, no todos vamos a tener la versión de 128 GB de nuestro querido iPhone 6. Sin embargo, no hay por qué temer. Hay una solución aún sin memoria expandible, se llama la Nube.

Cada compañía tiene su nube en el cielo del Internet. Está la nube de Dropbox, está la nube de Google: Drive, está la nube de Microsoft y, finalmente, está la nube de Apple: iCloud. Esta pequeñuela fue recientemente atacada para obtener nudies de múltiples celebridades.

La pequeñuela fue atacada una y otra y otra y otra vez: Jennifer Lawrence, Ariana Grande, Kaley Cuoco, Kate Upton, Kirsten Dunst, Marie Elizabeth Winstead, McKayla Maroney (cuando era menor de edad), Amber Heard y hasta Hilary Duff.

The Fappening sigue existiendo. Y seguirá existiendo aunque las fotos de las celebridades sean viejas.

Lo que hay que cuestionar aquí es: si un hacker cualquiera puede obtener las nudies de las celebridades a diestra y siniestra, ¿en verdad crees que tus archivos están a salvo?

6. Consumismo

Cambiar de celular cada año, es excesivo. Muchas veces ni siquiera logras deshacerte de sus antecesores y, finalmente, estás derrochando el dinero por una mejoría mínima y, verdaderamente, imperceptible.

Esto no sólo es una intención del iPhone. Digo, fue de Samsung la idea de que usemos un reloj que no es a prueba de agua para, básicamente, usarlo en lugar del teléfono.

Pero, como recomendación, no cambien de teléfono sino hasta que éste se quede obsoleto. Lo notarán de inmediato: aplicaciones, memoria, etc.

7. Tu Mac lo entenderá

Hoy en día, existen muchos programas para sincronizar tu teléfono Android o, bueno, Windows Phone con tu biblioteca de iTunes. Puedes tener tu biblioteca intacta desde tu celular no Apple.

8. ¡Apple le está copiando a Samsung!

En serio, ¿nadie se siente mal de usar un producto que es copia del otro? El iPhone 6 Plus es muy copia de Samsung, ¡aceptémoslo!

Pero, bueno, no hay que juzgar tan mal al iPhone. Mientras sus competidores incluyen monitor cardíaco y resistencia al agua, el iPhone 6…

9. ¿Se dobla?

Así es. Es una obvia falla de estética, pero sí. El iPhone 6 se dobla.

Se dobla. El iPhone 6 se dobla. Si lo tienes en tu bolsa, se dobla. Si lo presionas demasiado fuerte, se dobla.

Pero lejos de que esto sea, no sé, eh, ¡raro! El flexible iPhone 6, por ende, al doblarse demás, puede ser susceptible al romperse.

Sin mencionar que una pantalla curva no es lo mismo que un celular que se dobla.

Por último…

10. Te presento a un amigo: su nombre es Android

La verdad, yo estoy encantada con Android desde hace algún tiempo. Apple es muy de comprar por comprar, Android es útil.

Hay muchas aplicaciones de Google que, día a día, nos facilitan la vida. Sin mencionar de que cada compañía tiene la versión del sistema y, con ello, ¡más funciones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *