Qué sucede cuando te enamoras

Porque esto es mucho más que una simple atracción.
Cosas-que-demuestran-que-un-hombre-esta-enamorado
1. La frase “quizás podemos vernos más tarde” no te convence porque necesitas toda una noche con esa persona. Ya no existe el hecho de hacer como que no nos importara, amigos.

2.
Te vuelves prácticamente violenta alrededor de esa persona porque es tan linda que quieres morderle la cara. No de una manera asesina, sino de la manera “sólo quiero apretarte hasta que revientes”, obviamente.

3.
Comienzas a sentir como que podrías decirle cualquier cosa, sin importar lo que estés pensando. “¿Podemos pasar a la siguiente canción? tu estilo de música es un poco desagradable en este momento.”

4.
Invitas a esa persona a que vaya a tu casa para hacer literalmente nada. “Bien, sólo siéntate allí en mi cama, porque realmente tengo que doblar la ropa pero también te necesito cerca todo el tiempo. Gracias.”

5.
Los planes de viernes por la noche se convierten en “¿qué vamos a hacer este fin de semana?” y es lo más emocionante de todo. Porque no quieres cena y bebidas, quieres que esa persona esté a tu lado hasta que se tenga que ir a la casa porque ha estado vestida con la misma ropa por tres días seguidos.

6.
E incluso cuando literalmente se tiene que ir, sigues tratando de pensar una manera para que se quede. “¿Quizás puedas usar mi ropa para ir a trabajar mañana? Seguramente tengo algo que te quede bien…”

7.
Quedarte en casa un sábado por la noche deja de parecer algo tan malo. ¿Por otro lado, salir? No, gracias señor.

8.
De repente, las demostraciones públicas de afecto parecen ser la mejor cosa de todas…

9. …al igual que todas esas otras cosas de amor que literalmente solían darte ganas de vomitar. AHORA AMAS EL AMOR.

10.
Comienzas a perder interés por todas las demás personas del mundo, incluso por tu celebridad favorita. Porque ahora, la idea de alguien más que no sea esa persona parece ser algo totalmente extraño y equivocado.

11.
De repente dejas de tener miedo de que alguien note tu gran participación en las redes sociales. De hecho, en tu interior, esperas que todo el mundo lo empiece a notar.

12.
A pesar de que sigues constantemente hablando por teléfono, sólo lo haces con una persona. El hecho de mirar a tu celular y sonreír se convierte en tu nueva estética.

13.
Tu compañero de cuarto (o cualquier persona que esté presente, si vamos al caso) se convierte simplemente en una interrupción. “Sí, ya sé que sólo estamos mirando TV juntos, pero éste es NUESTRO momento.”

14.
Dejas de quitarle importancia cuando las personas te preguntan por esa persona. De hecho, cualquier excusa para hablar de esa persona es buena para ti.

15.
Sientes como que ~te conoces~ mejor desde que estás con esa persona. Porque la persona que eres cuando estás con esa persona parece ser la mejor versión de ti que existe.

16.
Y comienzas a darte cuenta de que todo literalmente es mejor cuando esa persona está cerca. Finalmente, comienzas a entender por qué tus amigos siempre invitan a sus parejas cuando se reúnen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *