Que se oculta detrás del iPhone 5C y iPhone 5S

Que se oculta detrás del iPhone 5C y iPhone  5S. Hace unas semanas Apple anunciaba un plan para que cualquier usuario de iPhone pudiera renovar su teléfono en las Apple Store de Estados Unidos. Al entregar el terminal antiguo, dependiendo del estado del mismo, la compañía lo descontaría del valor del nuevo. Una técnica para colocar sus nuevos productos. Lo que no quedó claro es qué ocurría con los iPhone antiguos. En una primera instancia, se pensó que se restaurarían y se venderían en mercados emergentes donde el poder adquisitivo de la población es menor, pero existe una gran demanda de los productos de la manzana.

Después de la presentación de este martes, y después de confirmar los lanzamientos del iPhone 5C y el iPhone 5S, cabe señalar algunas cosas: el primero viene con las especificaciones del actual iPhone 5 -que dejará de comercializarse- y el segundo con los del iPhone de la última serie. De esta manera, queda claro qué va a ocurrir con las piezas de los terminales que se entreguen como compensación al comprar un iPhone 5S o el iPhone 5C nuevo. Apple va a «reciclar» todas las partes de los antiguos iPhone 4 y 5 para restaurar y vender, tanto el 5C como el 5S. Por tanto, convivirán tres modelos diferentes de este teléfono.

La razón es, que de alguna manera, Apple se estaba quedando fuera del mercado de teléfonos de gama media, espacio que estaban cubriendo, de manera natural, sus terminales antiguos y el mercado de segunda mano. Así, con esta nueva estrategia, Apple intenta seguir liderando el mercado de móviles de alta gama con el iPhone 5S, un terminal de alta gama, y a su vez penetrar con el reciente iPhone 5C y seguir aguantando con el iPhone 4S en los segmentos de gama media.

Con los tres terminales Apple cubre un espectro de mercado bastante amplio, pero también pierde la estrategia y la visión del fallecido Steve Jobs de fabricar el mejor teléfono móvil de gama alta. Es la primera vez, desde que se presentara el iPhone en 2007, que conviven tres modelos del teléfono, ya que lo habitual es que al lanzar un nuevo terminal, Apple dejara de comercializar el anterior. Veremos si con esta diversificación de modelos, Apple mantiene su imagen «cool» e innovadora, que al fin y al cabo, es lo que le hace vender teléfonos móviles.

En las redes sociales como en la popular red de «microblog» Twitter el dispositivo de plástico recibió pocas palabras bonitas por parte de los fans, que echaron de menos al difunto Jobs: «Se estará revolcando en su tumba», decía un «tuitero», que resumía un sentimiento compartido en la red de que Apple había descuidado su imagen fabricando un producto así.

Los dos nuevos iPhone llegarán a las tiendas el 20 de septiembre y el 5C se podrá encargar desde este viernes, ambos con la séptima versión del sistema operativo iOs, que los actuales usuarios de Apple podrán descargar gratuitamente a partir del 18 de septiembre en sus iPhone 4 y 4S, iPad 2 y posteriores, iPad mini y último iPod Touch. El iOS 7 supone un resideño del software y añade valor a los dispositivos antiguos con sus 200 mejoras, algo que el vicepresidente de Ingeniería de Apple Craig Federighi dijo que era «casi como conseguir un dispositivo nuevo».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *