Que piensan los perros de sus dueños, según estudio

Es posible que más de una vez te has preguntado qué piensan los perros y afortunadamente un estudio reciente el cual fue resaltado por cuantoviven.net/perros/ revela que sus pensamientos no son tan distintos a los nuestros.

Un grupo de científicos encabezados por Gregory Berns de la Universidad Emory de Atlanta estudio y exploro el cerebro de los perros para averiguar lo que están pensando. La investigación se muestra con detalle en el libro “What it´s like to be a dog”, que se traduce al español como “Cómo nos aman los perros”.

Para realizar esta investigación sobre el cerebro de los caninos, Berns entrenó durante varios meses a su propio perro Callie para acostumbrarlo al ruido de las cámaras de resonancia magnética.

Luego de mucha práctica, el investigador y sus colaboradores enviaron invitaciones a los dueños locales de perros para participar en el estudio. En total, entrenaron y analizaron el cerebro de 90 perros.

En las pruebas, el investigador pudo comprobar que la actividad cerebral de los perros no era tan diferente a la de los humanos.

Según afirma Berns “Los perros utilizan partes de sus cerebros para resolver pruebas similares a las partes del cerebro que usan las personas”.

Pero la pregunta es ¿Qué piensan los perros de nosotros?  Durante un experimento, les dieron a los perros hot dogs durante una parte de tiempo y durante otra parte los apapacharon y felicitaron. Al comparar las respuestas, se descubrió que el centro de recompensas de los cerebros de la mayoría de perros, responde a los cariños y a la comida de la misma forma.

En el experimento también se demostró que los perros también pueden reconocer caras. Esto se comprobó mediante fotografías de objetos y personas a los perros, durante el experimento se activan partes de sus cerebros dedicadas al reconocimiento facial. Por lo tanto, los perros en muchas maneras están conectados para procesar rasgos faciales.

Esto significa que los perros no sólo saben que las caras humanas son importantes, sino que nacen para reconocer caras. Esto no era conocido anteriormente.

“Por supuesto, es difícil saber qué piensan los animales porque no pueden hablar, pero cuando miras sus cerebros, te das cuenta de lo similares que son algunos de sus procesos y reconoces que no son sólo cosas”, explica el investigador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *