Que hace Facebook para evitar suicidios

Horas antes de suicidarse, Katelyn Nicole Davis dijo a través de Facebook que estaba deprimida. Y que buscaba la mejor manera de suicidarse. Después retransmitió su muerte durante 40 largos minutos. Lo peor de todo es que el vídeo se mantuvo publicado durante al menos 10 días. Hasta ser fulminado de manera definitiva.

Por si esto fuera poco, en los últimos días hemos sido testigos de la publicación en directo de diferentes vídeos de suicidios y asesinatos. También hemos podido observar lo complicado que le ha resultado a Facebook evitar este tipo de publicaciones.

Con el objetivo de prevenir este tipo de contenidos, la red social ha tenido que ponerse las pilas. Hace apenas unos días, Mark Zuckerberg anunciaba la contratación de 3.000 moderadores más para evitar este tipo de vídeos violentos.

facebook live

Facebook ahora quiere evitar suicidios

No quieren volver a ser protagonistas de un incidente como el que ocurrió hace unos días. En el que un vídeo de un asesinato permaneció publicado durante varias horas. Por contraste, YouTube fue capaz de eliminarlo (era una copia del mismo) en apenas 15 minutos.

De ahí que hayan activado un protocolo que se centra en las transmisiones a través de Facebook Live. Las primeras medidas ya llegaron a mediados de marzo. Facebook anunció a través de su propio blog una serie de herramientas para evitar este tipo de sucesos.

Así, se ha llegado a varios acuerdos con organizaciones que trabajan para ayudar a personas que están pensando en el suicidio como salida a una situación personal angustiosa.

Este soporte se puede ofrecer a través de Messenger, mediante conversaciones de chat. Pero eso no es todo. Parece que Facebook también usa la Inteligencia Artificial para obtener información sobre conductas suicidas. Esto se puede extraer de las publicaciones de los usuarios.

No en vano, algunos de estos suicidas han manifestado la voluntad de acabar con su vida a través de las redes sociales. Además, Facebook ha facilitado la posibilidad de enviar informes para alertar de posibles tentativas de suicidio.

Según explicaba hace unas semanas Facebook en su blog, la compañía tiene a varios equipos trabajando las 24 horas del día y los 7 días de la semana para revisar todos los reportes que llegan. Dicen que se da prioridad a los asuntos más serios: y aquí se incluye el suicidio.

También le piden a la gente que interactúe con ese amigo. Y les ofrecen a las personas con problemas la posibilidad de acudir a una línea de ayuda, además de otros recursos o consejos para salir de la angustiosa situación en la que se encuentran inmersos.

Ahora la compañía ha puesto en marcha un nuevo proyecto. Lo han bautizado como The Trevor Project y funcionará a través de Messenger. ¿El propósito? Ser de ayuda para el colectivo LGBTQ. 

Prueban un sistema de reconocimiento de patrones

Para reconocer conductas suicidas por adelantado, Facebook se ha rodeado de expertos en la materia. Prueban un sistema de reconocimiento de patrones que se fija en las conductas que se han reportado previamente en suicidios.

De momento, las pruebas se están llevando a cabo en Estados Unidos, en una porción muy determinada de usuarios. Se trata de que Facebook sea capaz de detectar una conducta suicida aunque nadie antes lo haya reportado.

De este modo, podrán proporcionar a los usuarios las herramientas necesarias para salir de esa situación.

El caso de la Ballena Azul

El caso de la Ballena Azul, un peligro en ciernes

En las últimas semanas ha saltado a los medios el peligroso caso de la Ballena Azul. Se trata de una especie de reto viral en el que se empuja a los adolescentes a pasar por una serie de pruebas. Al final el asunto termina en suicidio. Todo empieza con una serie de cortes con cuchillas, hasta que al final, empujan a la persona que ha caído en las redes de la Ballena a lanzarse al vacío.

Aunque tendría su origen en Rusia, este macabro juego ya ha llegado a nuestro país. La semana pasada se detectaron tres casos en un mismo instituto de Barcelona. Y todo fue gracias a los compañeros de estos alumnos, que vieron en Facebook algunas publicaciones que les recordaban al caso de la Ballena Azul que esos días aparecía en los medios.

En este caso, puede que los reportes de los usuarios pueden contribuir a que Facebook ponga en marcha su protocolo anti suicidios. Sin embargo, lo más efectivo siempre será advertir a las personas más cercanas al sujeto (amigos, familiares, profesores…) para evitar males mayores.

De ahí que las autoridades hayan puesto el foco en la comunidad educativa y en la sociedad. Que puede ser crucial a la hora de detectar este tipo de comportamientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *